Afirman que ya pueden estar teniendo episodios de ansiedad sin tenerlo en cuenta por falta de conocimiento en el área.

Por Ana Paula González

SANTO DOMINGO.- Especialistas en salud mental piden a las autoridades pertinentes tratar a los afectados tras el paso del Huracán Fiona, por posibles traumas psicológicos que puedan presentar tanto adultos como niños en la región Este del país.

Afirman que ya pueden estar teniendo episodios de ansiedad sin tenerlo en cuenta por falta de conocimiento en el área.

Tras el paso del Huracán Fiona por la parte Este del país, residentes de localidades afectadas podrían estar presentando episodios primarios de salud mental.

Como primera etapa se debe hablar del  estrés postraumático agudo, según comento a Noticias SIN la psiquiatra Carmen Ramírez.

Es esa reacción más allá de lo normal donde el estrés de haber sido sometidos a una situación inesperada, que desbordan las expectativas que tenían en esas personas de que quizás iba a pasar algo pero no a perderlo todo, de que iban a estar fuera de su casa, y todo eso les puede detonar un trastorno de ansiedad que se cataloga como trastorno de estrés agudo.

Ramírez agregó este trastorno consiste en el repaso de imágenes y pensamientos de personas afectadas con este episodio recién vivido.

Consiste en recuerdos de esas imágenes, a veces muy dañinas, a veces para sus propias familias, los recuerdos de cuando las cosas estaban bien, el deseo desmesurado de las cosas vuelvan a estar bien y también la desesperanza, pesimismo, la sensación de que solamente les pasó a ellos, se sobrepone ante el estrés agudo.

La depresión es una de las secuelas a la cual se podrían enfrentar afectados de la parte Este del país tras el paso de Fiona; psicólogos y psiquiatras afirman estas personas deben ser tratadas a tiempo pues los próximos dos meses son vitales para prevenir esta enfermedad.

“Hago un llamado a que las autoridades pongan atención tanto a lo físico, a lo económico que esas personas han perdido pero que recuerden que esas personas ahora están en un momento de vulnerabilidad en cuanto a su salud mental, es tiempo de poner atención especial a los sobrevivientes y a las víctimas”, expresó Ramírez, psiquiatra.

Dijo que posibles enfermedades que ya estaban presentes en residentes de la parte Este del país pero con menor grado de incidencia en la conducta humana pueden salir a relucir en esta nueva realidad en la que están obligados a comenzar desde cero.

Enfatizó en que es probable que aparezcan otras situaciones se salud que ya venían por ahí, la gente que por ejemplo tiene una depresión antigua que tiene trastorno bipolar, las esquizofrenias vuelven a ser crisis como una forma de reaccionar ante la pérdida, ante el estrés que han sido sometidos.

Reforzar el trabajo de especialistas con los menores y prestar atención a síntomas de enfermedades psicológicas ya que es primordial para la reconstrucción de su futuro y retomar su infancia y también en líderes de hogares  por el posible sentimiento de culpa que tengan, por no haber podido proteger a sus familias y sus bienes.