Estos cambios de volumen pueden incidir directamente en las actividades que realizamos a diario.

REDACCIÓN.- Especialistas han alertado de un padecimiento que podría presentarse a raíz del covid-19, al que ellos denominan cerebro pandémico.

No se trata de un término clínico, pero es así cómo algunos científicos denominan a la serie de dolencias que está sufriendo nuestro cerebro a raíz de la pandemia, especialmente por los casos de estrés crónico que se han registrado.

El estrés crónico y los largos ratos de confinamiento no solo han afectado nuestra capacidad de memoria y concentración.

Hay expertos que creen que también es posible que hayan reducido en tamaño algunas zonas de nuestro cerebro.

Los especialistas coinciden en que el principal responsable de los cambios en nuestra cabeza es la larga exposición al estrés durante un largo tiempo, ansiedad, depresión, problemas económicos, miedo e incertidumbre.

Los altos niveles de cortisol que se asocian con el estrés se asocian a peor memoria y percepción visual, así como con volúmenes más bajos de materia gris total.

Estos cambios de volumen pueden incidir directamente en las actividades que realizamos a diario.

Notándose así posibles cambios de humor frecuentes, sentimientos de miedo o la incapacidad para concentrarnos, realizar varias tareas a la vez o tomar decisiones sin titubear.

Mientras esperamos por la vuelta a la normalidad, los expertos igualmente aconsejan aplicar técnicas para traer de vuelta nuestras funciones cognitivas.

-Realice juegos de memoria

-Cree una rutina

-Levántese a la misma hora

-Coma regularmente

-Realice ejercicio físico

Los expertos dicen que es posible superar los cambios que algunos han sufridos por la pandemia, pero reconocen que no será de la noche a la mañana y que tomará tiempo.