Finalmente, la Fuerza del Pueblo exigió al presidente Luis Abinader, intervenir de manera urgente la red de servicios sanitarios para garantizar el derecho a la salud de los habitantes de la región Este.

SANTO DOMINGO.- La Secretaría de Salud de la Fuerza del Pueblo dijo este martes que responsabiliza al presidente Luis Abinader del colapso en que se encuentran los servicios de salud de la Región Este del país.
Señala el organismo de la Fuerza del Pueblo que el hospital regional Antonio Musa, de San Pedro de Macorís, es el centro de salud de mayor complejidad en la región, receptor de todos los hospitales provinciales y municipales, al cual han limitado su capacidad resolutiva, por lo que, los pacientes tienen que ser trasladados a Santo Domingo, muchas veces en condiciones de gravedad extrema y mueren en el traslado.
En un comunicado leído por Ramón Alvarado, titular de la Secretaría de Salud de Fuerza del Pueblo, los profesionales de la salud indican que, "la situación se agrava por falta de coordinación y articulación de la red de servicios para referimientos y recepción de pacientes, aunado a las deficiencias del Sistema de Emergencia 911".
Alvarado dijo que: "El hospital Antonio Musa, principal establecimiento de salud de la región, atraviesa una deplorable situación, caracterizada por la alta contaminación e insalubridad por falta de insumos y personal de limpieza".
El galeno denunció que la alimentación de mala calidad a los pacientes y al personal de salud, incluyendo a los médicos residentes, se expresa en alto grado, poniendo en riesgo la salud del personal médico y el proceso de recuperación de los pacientes.
“Las presentes autoridades del sector salud han incumplido con el programa de readecuación física y la adquisición de nuevos equipos para el uso de diagnóstico y tratamiento a pacientes”, aseveró Alvarado.
“Falta de seguridad física para el personal de salud y los pacientes, lo cual ha generado agresiones físicas, mal trato al personal de salud, especialmente a los médicos residentes”, siguió afirmando el profesional de la salud.
Alvarado resaltó además que: “La situación del hospital Jaime Oliver Pino, San Pedro de Macorís, es aún más grave, debido a la reciente cancelación indiscriminada de técnicos y personal de apoyo y falta de personal médico especializado: ginecoobstetras, neurólogos, oncólogos, patólogos, pediatras, cardiólogos, internistas, urólogos, entre otros”.
Según la organización política que lidera la oposición en el país, la situación de colapso se extiende a los hospitales provinciales de La Romana, Hato Mayor, La Altagracia, El Seibo y a todos los centros municipales de la región, tal como sucede en los establecimientos de salud de los 5 municipios de San Pedro de Macorís: Quisqueya, Los Llanos, Consuelo, Ramón Santana y Guayacanes. Los servicios de emergencia son cada vez más precarios, por falta de médicos emergenciólogos las emergencias son cubiertas por médicos generales a los cuales obligan realizar turnos interdiarios de 24 horas.
Finalmente, la Fuerza del Pueblo exigió al presidente Luis Abinader, intervenir de manera urgente la red de servicios sanitarios para garantizar el derecho a la salud de los habitantes de la región Este.