Los niños menores de 18 años están exentos de cumplir con las limitaciones.

REDACCIÓN.- Los presidentes de los estados de Alemania han acordado este jueves con el Gobierno central establecer restricciones para la vida pública de las personas que no se han vacuna contra el Covid-19.

Las instalaciones enfocadas en el ocio, la cultura o los deportes, entre otros, únicamente serán accesibles para las personas con la pauta completa de vacunación o que se hayan recuperado del Covid-19, de acuerdo a fuentes presentes en la reunión de las autoridades alemanas citadas por la agencia de noticias DPA.

Señala que las restricciones entrarán en vigor cuando la tasa de hospitalizaciones a causa de la enfermedad alcance el número 3. Es decir, que haya tres personas hospitalizadas por una causa relacionada con la COVID-19 por 100.000 personas en la última semana. Si la tasa se mantiene por debajo del 3 en cinco días, las restricciones se aliviarán.

Los niños menores de 18 años están exentos de cumplir con las limitaciones. Por otro lado, si la tasa superara el número 6, aquellos con el esquema completo de vacunación o que se hayan recuperado de la COVID-19 tendrán que presentar una prueba diagnóstica de la enfermedad negativa para acceder a instalaciones públicas.

Las restricciones llegan después de que las autoridades de Alemania hayan informado este jueves más de 65.000 nuevos casos de coronavirus contabilizados en la última jornada, mientras la incidencia acumulada semanal asciende a 336,9 casos por cada 100.000 habitantes, lo que supone el registro de nuevos datos máximos en estos indicadores por segundo día consecutivo.