“Estamos entrando, probablemente, a una fase de meseta, el próximo paso sería ya empezar una reducción”, explicó Skewes.

SANTO DOMINGO.- El Ministerio de Salud Pública informó hoy en su boletín número 601 que en las últimas 24 horas se procesaron 12 mil 122 pruebas, las cuales arrojaron 1,046 casos nuevos, hubo tres defunciones notificadas, de las cuales solo una ocurrió en las últimas 24 horas así como una reducción en casos y cantidad de muestras en algunas provincias.

Según el boletín las provincias de Montecristi, Pedernales, Peravia, Espaillat han disminuido los casos y la cantidad de toma de muestras para detectar el COVID-19, mientras el Distrito Nacional es la demarcación que presenta mayores casos con 125 de una semana a otra.

La positividad diaria pasa de 14.05% a 14.83% y la acumulada bajó de 11.66% a 11.62%, además, los mayores casos positivos fueron detectados ayer, en el Distrito Nacional 421, en las provincias de Santo Domingo 202, Santiago 93, La Altagracia 58, La Vega 48 y 40 San pedro de Macorís.

“Estamos entrando, probablemente, a una fase de meseta, es decir los casos se están estabilizando, el próximo paso sería ya empezar una reducción”, explicó Skewes.

Según los datos compartidos por la Dirección General de Epidemiología de las 2,261 camas COVID con las que cuenta la red hospitalaria, 676 están ocupadas, para un 30 por ciento, de las 585 camas disponibles en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), 243 están ocupadas, para un 42 por ciento.

En tanto que, de un total de 469 ventiladores del sistema, 157 personas están conectadas, lo que representa un 33 por ciento.

Grupos de riesgo

Advirtieron que los grupos de riesgos continúan siendo las personas que presentan comorbilidades, el documento oficial señaló que por hipertensión los fallecidos corresponden a un 24.39 por ciento, mientras que por diabetes un 15.23 por ciento.

Las autoridades continúan su llamado a la ciudadanía de no bajar la guardia ante esta mortal y variante enfermedad, manteniendo las medidas de higiene y protocolos establecidos, como única forma de evitar su propagación.