La aplicación de la terapia Ecmo para un paciente afectado con COVID-19 en Barranquilla no solamente salvó su vida sino que abrió las posibilidades para utilizar este tipo de tratamiento en los casos más graves de la enfermedad en Colombia, informó este lunes la clínica Portoazul.

COLOMBIA.- La aplicación de la terapia Ecmo para un paciente afectado con COVID-19 en Barranquilla no solamente salvó su vida sino que abrió las posibilidades para utilizar este tipo de tratamiento en los casos más graves de la enfermedad en Colombia, informó este lunes la clínica Portoazul.

De acuerdo con el centro asistencial, este caso tratado con la terapia Ecmo -sigla en inglés de oxigenación por membrana extracorpórea- es el primer caso exitoso en el país de un paciente con diagnóstico de neumonía y Sdra (Síndrome de distrés respiratorio agudo) severo por COVID-19.

El director médico del centro asistencial, Juan Carlos Fernández Martínez, explicó que la terapia Ecmo es una técnica extracorpórea para proporcionar soporte cardíaco y respiratorio a pacientes cuyos pulmones y corazón están gravemente dañados y no pueden desarrollar su función normal.

CUARTO CASO EN LATINOAMÉRICA

El paciente, un hombre de 42 años con neumonía por COVID-19 trasladado a la clínica Portoazul el pasado 14 de abril luego de haber desarrollado un Sdra severo, es el cuarto caso de éxito en América Latina, después de los registrados en México y Chile.

"A pesar de la ventilación mecánica y de las diferentes medidas de manejo médico, el paciente no tuvo una buena respuesta, por lo que se evaluó y se aplicó la terapia Ecmo lo que permitió que tuviera unos índices de oxigenación adecuados", explicó el cirujano toráxico y miembro del equipo de Ecmo de la clínica Portoazul Diego Pardo.

El facultativo explicó que "Ecmo es una terapia invasiva en la que se reemplaza la función pulmonar durante el periodo de tiempo que ocurre el proceso inflamatorio" y aclaró que "no es una terapia dirigida al control de la enfermedad sino de sostenimiento".

"No es una terapia para todos los pacientes ni específica para COVID-19, sino para casos muy graves que requieren soporte adicional al manejo médico estándar y existen unos criterios técnicos de selección de los pacientes, que permiten saber en cuáles se puede intervenir de una manera temprana y que va a tener buenos resultados", anotó.

La Clínica Portoazul informó que ya el paciente salió de la unidad de cuidados intensivos sin requerimientos de oxígeno y sin cánula de traqueostomía, por lo que se está recuperando satisfactoriamente del coronavirus.

Antes de este caso, las cifras en Latinoamérica de los pacientes COVID-19 con tratamiento a través de la Terapia Ecmo eran solo 18, de los cuales ocho pacientes se habían retirado y solamente tres salieron con buenos resultados de las instituciones médicas.

De acuerdo con las estadísticas que maneja la comunidad científica, de cada diez pacientes que reciben la terapia Ecmo, entre seis y siete tienen resultados satisfactorios.

En Europa van reportados 943 casos exitosos mientras que en Estados Unidos esta cifra es de 424.