Se trata de Richard de la Cruz, diseñador gráfico, quien necesita ser trasladado a Cuba para recibir el trasplante de uno de sus dos riñones y así a mejorar su condición de salud.

SANTO DOMINGO.- En espera de un riñón y con cinco hijos que debe mantener, un hombre de 33 años,  trata de conseguir recursos para financiar un costoso trasplante  a fin poder retomar sus actividades y volver a su trabajo.

Se trata de Richard de la Cruz, diseñador gráfico, quien asegura que debido al uso constante de medicamentos para su condición de presión alta le afectó ambos riñones según las analíticas realizadas hace unos meses, señaló.

 

Afirma  necesita ser trasladado a Cuba para recibir el trasplante de uno de sus dos riñones donado y así poder  mejorar su condición de salud.