El responsable de la agencia de Naciones Unidas recordó que "el cólera no conoce fronteras ni líneas de control y se propaga a lo largo de los movimientos de población, incluidos los desplazamientos"

El Cairo.- UNICEF alertó este lunes sobre los riesgos de propagación de los brotes de cólera detectados en Siria y el Líbano a otros países de Oriente Medio, quehasta el momento han causado al menos 85 muertes.

"El rápido ritmo del brote de cólera en Siria y el Líbano es alarmante y los riesgos de una mayor propagación a otros países de la región requieren una acción inmediata", dijo en un comunicado el director regional adjunto de UNICEF para Oriente Medio y el Norte de África, Bertrand Bainvel.

Señaló que hasta ahora se han detectado en Siria más de 20.000 casos sospechosos de esta "epidemia aguda" y 75 muertes asociadas al cólera, mientras que el Líbano ha registrado casi 500 casos en apenas dos semanas y diez muertes asociadas.

"Algunos otros países vecinos ya están afectados con un alto nivel de casos de diarrea acuosa aguda y pueden estar en riesgo de introducción del cólera", alertó Bainvel.

El responsable de la agencia de Naciones Unidas recordó que "el cólera no conoce fronteras ni líneas de control y se propaga a lo largo de los movimientos de población, incluidos los desplazamientos" de miles de personas en esta región azotada por el conflicto.

En Siria o el Líbano la dilapidada infraestructura de saneamiento de agua, los conflictos y el cambio climático han provocado que el agua potable "sea cada vez más escasa para las familias", que tienen que renunciar a comprarla embotellada y eso "los expone al riesgo de contraer la enfermedad" transmitida principalmente a través del agua.

Asimismo, apuntó que los niños malnutridos son más propensos y vulnerables a contraer el cólera.

Por esto, UNICEF "necesita con urgencia 40,5 millones de dólares" para ampliar su respuesta de emergencia al cólera solo en Siria y en el Líbano, que estarán destinados a apoyar todas las áreas relacionadas con la salud, el agua, la higiene o el saneamiento en los próximos tres meses.

Siria detectó en septiembre el primer brote de cólera en trece años, mientras que la enfermedad reapareció también recientemente en el Líbano treinta años después de que se detectara el último caso.