En el contexto de la pandemia, UNICEF hace un llamado para prevenir el sobrepeso infantil.

SANTO DOMINGO.  El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) informó que en la República Dominicana, según la reciente ENHOGAR MICS 2019, el 8 por ciento de los niños menores de 5 años presentan sobrepeso u obesidad, mientras que, en América Latina y el Caribe, actualmente, se estima que al menos 3 de cada 10 niños, niñas y adolescentes entre los 5 y 19 años viven con sobrepeso.

Para el año 2020, UNICEF, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Banco Mundial (BM) estimaron que en América Latina y el Caribe, el 7.5 por ciento de menores de 5 años vivían con sobrepeso, lo que representa cerca de 4 millones de niños y niñas. Con esta cifra, la región supera el porcentaje del promedio a nivel mundial, que es del 5.7 por ciento.

Agregó, que las principales causas del sobrepeso y la obesidad en la niñez son el consumo de alimentos ultraprocesados y bebidas azucaradas, las cuales son de fácil acceso, bajo costo y alta promoción en medios masivos, y la falta de actividad física. También indicó que, durante la pandemia, se intensificó el problema con el acceso limitado a una alimentación saludable y una menor capacidad adquisitiva.

“Durante este año y medio de pandemia, ha sido mucho más difícil para las familias comer sano. Madres y padres perdieron sus ingresos y los precios de los alimentos subieron. Además, con el cierre de las escuelas, muchos niños y niñas dejaron de recibir alimentación escolar y se limitaron las opciones y espacios para realizar actividad física, pues antes de la COVID-19, prevenir la obesidad era imprescindible y ahora es más urgente que nunca”, dijo Jean Gough, directora regional de UNICEF para América Latina y el Caribe.

Ante este contexto, el 15 de septiembre, la institución reunirá a representantes de gobiernos, sociedad civil, instituciones académicas, organismos internacionales y el sector privado para hacer un llamado urgente para emprender acciones que fomenten una alimentación saludable en la niñez desde sus primeros años de vida.

Asimismo, UNICEF dijo que viene impulsando iniciativas, en colaboración con los gobiernos de la región, para mejorar el estado nutricional de la población, orientar a familias y comunidades, y contribuir en la implementación de acciones regulatorias para cambiar los entornos alimentarios.

En el caso de la prevención, también apoya campañas de etiquetado frontal nutricional en varios países y promueve acciones para la protección, promoción y apoyo a la lactancia materna, desde el nacimiento, y hasta los dos años.

"La pandemia nos ha enseñado la importancia de cuidar nuestra salud y la de nuestras familias. El contexto de COVID-19 representa una ventana de oportunidad para prevenir el sobrepeso desde la primera infancia y para toda la vida. Hoy en día es posible que cada niño y niña en América Latina y el Caribe crezca con alimentos saludables, pero solo si unimos nuestras fuerzas”, agregó Gough.

UNICEF instó a los países de la región a fortalecer e implementar marcos normativos para garantizar la calidad de la alimentación en hogares y escuelas, incentivar la recuperación de los programas de alimentación escolar, el acceso a alimentos más saludables para las familias y promover más espacios e iniciativas para la actividad física.