En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Se muere la cultura

Cholo Brenes.

Tantas veces que lo he dicho, otras tantas que me han ignorado, y ahora me encuentro con que un premio Nobel nos da toda la razón.

La cultura es eminentemente crítica, y los encargados de difundirla, de explicitarla, hace muchos años que no lo hacen.

El otro día en la rueda de prensa de Mariasela Álvarez volví a plantearlo con los amigos  Cheo Tejada  y Joseph Cáceres. Les decía a ambos que aquí  ya no hay periodistas de arte y prácticamente de nada. Había necesariamente que coincidir, como afirma en su reciente libro Mario Vargas Llosa que lleva por título La Cultura del Espectáculo, que “el sentido común se ha perdido, ya nada es cultura y esta se ha identificado con el entretenimiento, ha pasado a ser una de las formas del entretenimiento. Se  ha perdido capacidad, excelencia y sobretodo espíritu crítico”. Con este espíritu se cuestiona lo establecido.

Tomas Elliot decía hace 60 años que la cultura tiende a desaparecer. Los poseedores de la misma son élites.

Cuando usted lee cualquier trabajo en el aspecto artístico, en periódicos físicos y virtuales, encontramos la gran realidad: son vacíos. Sus editores y articulistas no aportan nada y usted esto bien lo sabe.  La cultura es ahora entretenimiento, una forma de abaratamiento, frivolización que tendrá consecuencias funestas en el futuro.

Hoy no sabemos qué cosa es auténtica, qué cosa es creación y qué es puramente postizo.  Sin el espíritu crítico no lo podríamos separar, distinguir.  Se ha creado un arte Light (ligero) y la música ligera que persigue divertir como sea. Y una cultura espuria la está supliendo.

Se ha suplantado la cultura por la publicidad.  La educación juega un papel básico.  El desprecio de las humanidades en la enseñanza está surtiendo su efecto negativo hoy. Ha desaparecido un canon, valores en donde la televisión está llena de banalidades, vulgaridades, erotismos, y delincuencia que la juventud y la clase baja van haciendo suya.

La televisión de ese tipo busca el entretenimiento, el escándalo, el amarillismo. La cultura ha desaparecido totalmente en ella, ni qué decir de la radio…

La cultura se está convirtiendo en puro entretenimiento.

“La frivolidad es tener una tabla de valores completamente confundida, es el sacrificio de la visión del largo plazo por el corto plazo, polo inmediato. Justamente eso es el espectáculo”, dice Vargas Llosa.

¿Quiénes son los culpables de la desaparición de la cultura? Tantas veces que Don Juan nos alertó a todos los dominicanos…

 

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *