En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Segundo día de violencia en Nicaragua por reformas a seguridad social

Segundo día de violencia en Nicaragua por reformas a seguridad social
Segundo día de violencia en Nicaragua por reformas a seguridad social

MANAGUA.- Nicaragua registró hoy, por segundo día consecutivo, enfrentamientos entre quienes rechazan y apoyan las reformas aplicadas por el Gobierno de Daniel Ortega a la seguridad social, una violencia que el miércoles dejó al menos 8 heridos incluidos varios periodistas.

Los brotes de violencia se extendieron este jueves a las ciudades de Masaya (Pacífico) y Estelí (norte), tras haberse iniciado ayer en Managua y León (noroeste), con enfrentamientos a palos y piedras entre los grupos antagónicos y el lanzamiento de gases por parte de la Policía.

Pasado el mediodía de este jueves no había información confirmada de nuevos heridos, aunque en redes sociales hay imágenes de personas golpeadas, ni tampoco datos sobre detenidos.

Este jueves los principales enfrentamientos se han registrado en las sedes de algunas de las principales universidades públicas o subvencionadas de Nicaragua, como la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN), la Universidad Nacional Agraria la Universidad Centroamericana (UCA), y la Universidad Politécnica de Nicaragua (Upoli).

Representantes de la oficialista Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua (UNEN) y personal administrativo obligó a los estudiantes becados a apoyar las medidas del Gobierno, ante lo cual se negaron.

En sedes como la UNA los becados, junto con los estudiantes no oficialistas, se enfrentaron con palos y piedras a los que apoyan al Gobierno, quienes se reforzaron con motociclistas y encapuchados y a gozaron de la protección de la Policía Nacional, que lanzó balas de gomas y gases lacrimógenos a los estudiantes independientes.

En la víspera la embajadora de Estados Unidos en Nicaragua, Laura F. Dogu, se mostró “preocupada” por los sucesos.

“Preocupada por la violencia. Llamamos a la calma y que las fuerzas del orden respeten a los medios de comunicación y los derechos de los manifestantes”, escribió Dogu en su cuenta en la red social Twitter.

El obispo Silvio José Báez, uno de los personajes más respetados en Nicaragua, fue más directo en sus señalamientos anoche al hacer “un llamado a Daniel Ortega y a su esposa (la vicepresidenta Rosario Murillo), para que detengan la violencia y la represión”.

Báez también pidió a Ortega y Murillo que “¡no pongan en peligro la paz del país! Sepan escuchar, dialoguen, tengan la madurez de rectificar tantos errores por el bien de Nicaragua. ¡Sean sensatos!”.

Las nuevas medidas de seguridad social establecen que el pago que realizan los trabajadores al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), pasa de 6,25 a 7 % a partir del 1 de julio próximo.

Desde esa misma fecha la cuota de la patronal pasará del 19 al 21 %, y subirá 1 punto porcentual más a partir del 1 de enero de 2019 y 0,5 puntos porcentuales a partir de 2020, hasta alcanzar un 22,5 %.

Adicionalmente se estableció la cotización perpetua, ya que los jubilados aportarán un 5 % de la pensión en concepto de cobertura de enfermedades, pero además recibirán, sobre la cuantía de su pensión, asignaciones familiares equivalentes al 13,5 % por la esposa o esposo inválido (era 15 %) y 9 % por cada hijo menor de 15 años o ascendientes a su cargo mayores de 60 años (era 10 %).

Las reformas también eliminan el salario máximo para cotizar, que hasta ahora es de 88.005,78 córdobas (unos 2.818 dólares), pero a partir del 1 de julio si un trabajador devenga más que ese sueldo, su cotización será de 7 % en base a su salario bruto.

Las medidas han sido criticadas por todos los sectores económicos, tanto empresariales como expertos, quienes afirman que las mismas, lejos de evitar la quiebra del seguro social, traerán desempleo e informalidad, a la vez que disminuirá el consumo, la competitividad y el clima de negocios. 

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *