En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Seis motivos por los que deberías empezar a bajar de peso para cuidar tu salud

Seis motivos por los que deberías empezar a bajar de peso para cuidar tu salud
Seis motivos por los que deberías empezar a bajar de peso para cuidar tu salud

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Hasta hace algunas décadas la única motivación para perder peso era poder lograr una figura más delgada y definida.

Sin embargo, conforme se fueron haciendo estudios sobre el sobrepeso y la obesidad, se determinó que un peso estable es primordial para gozar de una buena calidad de vida.

De hecho, en la actualidad se dice que la obesidad es la segunda causa principal de muerte, después del tabaco.

El problema es que millones de personas la están padeciendo y aún no han hecho ningún esfuerzo para tratar de llegar a un peso más saludable.

Aunque comercialmente la vanidad sigue siendo la razón principal para quemar el exceso de grasa corporal, es bueno conocer esas enfermedades que se pueden originar cuando no se hace algo al respecto.

En este espacio queremos compartir las 6 más comunes para que te enteres de esos peligros que acarrea tener más peso de lo debido.

1- Accidente cerebrovascular

El sobrepeso y la obesidad tienen una estrecha relación con el desarrollo de arteriosclerosis, una condición en la que se obstruyen las arterias por la acumulación de grasas.

Esto hace que los vasos sanguíneos se estrechen y  aumenten el riesgo de coagulación sanguínea por las dificultades que tiene la sangre para fluir con normalidad.

Los coágulos pueden bloquear el suministro de sangre y originar consecuencias graves como el accidente cerebrovascular.

Por supuesto, al bajar de peso y mantener buenos hábitos de vida se reduce el riesgo de este tipo de problemas.

2- Enfermedades respiratorias

La acumulación de grasa en el cuerpo hace que la pared torácica se vuelva más pesada y dificulta el proceso de respiración.

Esto disminuye la capacidad pulmonar y origina trastornos respiratorios como el asma, la bronquitis o la apnea de sueño.

Esta última es una afección donde se detiene la respiración involuntariamente durante el periodo de descanso.

Debido a la obesidad se puede complicar con una situación llamada hipoventilación, que es la acumulación de niveles tóxicos de dióxido de carbono en la sangre.

3- Venas varicosas

Los músculos de la parte inferior del cuerpo desempeñan un papel muy importante en el bombeo de la sangre hacia el corazón. Su función ayuda a “repartir” el flujo sanguíneo por la mayoría de músculos y tejidos del cuerpo.

No obstante, por el exceso de presión que se produce por la grasa abdominal, su carga de trabajo se incrementa y causa daños en las válvulas que aseguran su retorno al corazón.

Como consecuencia, la sangre se queda estancada y ocasiona una inflamación que todos conocemos como venas várices.

4- Hipertensión arterial

La presión arterial alta o hipertensión es un trastorno cardiovascular que padecen la mayoría de los pacientes con sobrepeso u obesidad.

Esta se caracteriza por la dificultad que tiene la sangre para transportarse a través de las arterias, lo que ocasiona un sobresfuerzo del músculo cardíaco.

5- Diabetes

Está demostrado que más del 80% de los pacientes con diabetes tipo 2 tienen exceso de peso u obesidad.

La diabetes es una condición grave que ocasiona miles de muertes, y es la causa principal de ceguera en la población adulta.

La relación entre estos dos trastornos se origina en la alimentación: las personas con sobrepeso ingieren alimentos poco saludables, de alto contenido glucémico.

Este tipo de comidas suelen tener muchas más calorías y tienden a elevar con rapidez los niveles de azúcar en la sangre.

Como consecuencia el cuerpo reserva mucha glucosa en forma de grasa en lugar de utilizarla como fuente de energía.

6- Cáncer

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte de que entre el 25 y el 33% de los pacientes con cáncer han tenido complicaciones debido al sedentarismo y el sobrepeso.

La grasa corporal desequilibra la producción de insulina y estimula el exceso de estrógenos, ocasionando un fuerte desequilibrio hormonal.

Esta reacción acelera la división celular y crea más tejido adiposo con el fin de aumentar la capacidad para almacenar grasa.

Todo se agrava más cuando la rápida división celular también hace que las células cancerígenas se incrementen con la misma velocidad.

Los tipos de cánceres asociados a esta condición son:

Cáncer de mama: tanto en hombres como en mujeres.

Cáncer colorrectal: compromete el colon, el apéndice y el recto.

Cáncer de próstata: afecta la glándula prostática.

Cáncer endometrial: se desarrolla en útero.

Cáncer esofágico: afecta el esófago.

Cáncer de células renales: compromete los riñones.

Como puedes notar, el peso va mucho más allá de una condición estética. Gozar un peso estable y sano es primordial para evitar patologías tan graves como las que acabamos de citar.

Si consideras que tienes este problema, trata de mejorar tus hábitos de vida y consulta con el médico para determinar cómo está afectando tu salud.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *