En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Sem Bruel, una historia de tesón y solidaridad tras el terremoto de Haití

Sem Bruel, una historia de tesón y solidaridad tras el terremoto de Haití
Sem Bruel, una historia de tesón y solidaridad tras el terremoto de Haití
Sem Bruel

Sem Bruel

MADRID.- El haitiano Sem Bruel Dorinvil, a sus 21 años, es un superviviente del terremoto ocurrido en su país hace cinco años. Vive y estudia desde entonces en España por su tesón y por la solidaridad de una familia y del ayuntamiento de un pueblo de Madrid.

Volverá para ayudar en su país, pues, asegura a Efe, queda “muchísimo” por hacer. Como él, muchísimos jóvenes haitianos viajaron al extranjero en busca de una vida mejor.

El 12 de enero de 2010, un temblor de 7,2 grados en la escala de Richter dejó 300.000 muertos y un millón y medio de personas sin hogar en Haití, la mayor parte en la capital.

Bruel tenía entonces 16 años, vivía en Puerto Príncipe y cursaba primero de bachillerato. Tuvo la fortuna de que ni sus padres ni sus hermanos, tres chicas y otro varón, murieran.

Pero tampoco estaba dispuesto a resignarse y perder sus estudios, ya que el país se encontraba en emergencia nacional. Ahora está a punto de terminar el grado de Ingeniería Civil en la Universidad Alfonso X el Sabio en Madrid.

Participó en 2009 en la Ruta Quetzal BBVA -un viaje que combina educación en valores, intercambio cultural y aventura, en el que participan cada año jóvenes de España y de Iberoamérica.

El joven haitiano regresó a su casa el 1 de enero de 2010 y dos semanas después se produjo el seísmo.

“Quería contactar con los compañeros de la Ruta, y ellos también intentaban saber de mí”, pero era imposible, no había electricidad ni comunicaciones.

Finalmente, pudo escribirles y hablar con ellos: “Les dije que no quería perder el año, si me podían ayudar”. Así, recibió ofrecimiento de ayuda de muchísimos compañeros de la RepúblicaDominicana, México, Chile, España…

“Se puso en contacto conmigo -explica- Zoilo Gutiérrez Martínez, que era entonces periodista de la Agencia Efe, al que había conocido en la Ruta Quetzal”.

Gutiérrez Martínez habló con la organización de la Ruta, dirigida por Miguel de la Quadra Salcedo, y tramitaron su llegada a España.

“Entre todos los chicos de la expedición -detalla-, sus padres, amigos y gente que no conocía de nada, todos ellos abrieron una cuenta en un banco y, junto con la ayuda de Zoilo, de su familia, de la Ruta, del ayuntamiento de Villanueva de la Cañada (Madrid), me compraron el billete de avión y me pagaron el visado”.

Y ese consistorio lo ayudó en la matrícula en el Liceo Francés de la localidad. “Me fue genial”, resume Sem Bruel.

Al año siguiente continuó los estudios, fue después a la universidad con una beca y sigue viviendo con la misma familia, la de Zoilo Gutiérrez, que son “gente estupenda”, asegura y su integración ha sido total.

Matriculado en cuarto de carrera con una beca de la propia Universidad, el plan de Sem Bruel es terminar este año, conseguir una beca para el máster y emplearse fuera.

Su objetivo es “coger experiencia, trabajar en alguna empresa extranjera durante unos cuantos años y volver a Haití para participar en su reconstrucción, que va a tardar muchísimo”, según enfatiza.

“La mayoría de la población de Haití -opina- más que vivir, sobrevive, porque es una pelea constante en todas las facetas de la vida”, incluso para los universitarios, como es el caso de sus hermanos.

Salir del país es “bastante complicado” si no se tienen familiares o conocidos fuera que te ayuden, pero recuerda a compañeros de clase que consiguieron ir a estudiar a Marruecos, no sin dificultades, a la República Dominicana, Estados unidos, Canadá o Francia.

Su familia, cuenta, está bien y sigue en Puerto Príncipe, aunque recuerda que murió una prima y amigos de sus padres.

Volvió a Haití el verano pasado, también gracias al dinero que familiares y amigos de sus padres ahorraron para pagarle el avión.

¿Y cómo encontró el país?. “No ha habido muchos cambios”, se está reconstruyendo “muy poco a poco”, de forma “lentísima”, sintetiza.

“Ha faltado planificación. Aunque se ha hecho mucho, tengo que reconocerlo, pero se podía haber hecho mejor”, según Sem Bruel, quien cree que ha habido dejadez por parte del Gobierno, a pesar de todos los profesionales haitianos.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *