En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

“Ser Feliz”

Un cordial saludo a todos mis queridos lectores.

Yo siempre he dicho que soy Católico, no lo niego, y prefiero que si vas a ser un mal Católico, que no cumplas con lo que Dios manda, que seas un buen Bautista, Episcopal, Evangélico, etc. Ya tenemos bastantes Católicos que dan malos ejemplos, ciertamente que no necesitamos más. Ayudar a los más necesitados no tiene religión, una de las palabras de Cristo fueron: “Ama a tu prójimo, como a ti mismo”, y yo creo firmemente en eso, en que ayudar a los que más lo necesitan no tiene credo alguno, es una obra de caridad.

Quiero contarles algo que lleva por título: “Sea feliz a Tiempo” y dice así: “Cuenta la leyenda que un hombre oyó decir que la felicidad era un tesoro. A partir de aquel instante comenzó a buscarla. Primero se aventuró por el placer y por todo lo sensual, luego por el poder y la riqueza, después por la fama y la gloria, y así fue recorriendo el mundo del orgullo, del saber, de los viajes, del trabajo, del ocio y todo cuanto estaba al alcance de su mano.

En un recodo del camino vio un letrero que decía: LE QUEDAN DOS MESES DE VIDA. Aquel hombre, cansado y desgastado por los sinsabores de la vida se dijo: Estos dos meses los dedicaré a compartir todo lo que tengo de experiencia, de saber y de vida con las personas que me rodean.

Y aquel buscador infatigable de la felicidad, solo al final de sus días, encontró que en su interior, en lo que podía compartir, en el tiempo que le dedicaba a los demás, en la renuncia que hacia de sí mismo por servir, estaba el tesoro que tanto había deseado.

Comprendió que para ser feliz se necesita amar, aceptar la vida como viene, aceptar a los demás como son, disfrutar de lo pequeño y de lo grande, conocerse a si mismo, y aceptarse así como es, sentirse querido y valorado, pero también y valorar; tener razones para vivir y esperar, también tener razones para morir y descansar. Entendió aquel hombre que la felicidad brota del corazón, con el rocío del cariño, la ternura y la comprensión. Que son instantes y momentos de plenitud y bienestar; que está unida y ligada a la forma de ver a la gente y de relacionarse con ella; que siempre está de salida y que para tenerla hay que gozar de paz interior. Finalmente descubrió que cada edad tiene su propia medida de felicidad y que solo Dios es la fuente suprema de la alegría, por ser El: amor, bondad, reconciliación, perdón y donación total. Y así su mente recordó aquella sentencia que dice: Cuanto gozamos con lo poco que tenemos y cuánto sufrimos por lo mucho que anhelamos”.

Mis queridos hermanos, tenemos que darle muchas gracias a Dios por lo que tenemos, sea poco o mucho. Tenemos que pensar que hay muchos que tienen menos que nosotros y son felices. Lo cierto es que siempre nos estamos quejando por lo que no tenemos.

Aprendamos a ser felices con lo que Dios nos dio, y no querer atesorar más y más, aprendamos a no querer vivir como los demás, sino a conformarnos con lo que tenemos.

Termino con los Versos 6 y 7 del Salmo 36 que dicen: “Tu misericordia, Señor, llega hasta el cielo, tu fidelidad hasta las nubes. Tu justicia es como las altas montañas, tus juicios, como un océano inmenso”.

Hasta la próxima y muchas bendiciones para todos.

 

Comenta con tú facebook

Comentarios

Muy cierta sus palabras. La felicidad verdadera uno mismo se la labra. Primero y sobre todas las cosas amando a Dios y viviendo segun el nos manda. Y segundo amando a nuestro projimo como uno quisiera que lo amen, no exigir lo mas ancho para mi y lo mas estrecho para los demas. Amaos los unos a los otros como yo los amo. Dijo Jesús. El buen Dios le cuide siempre.
Sr. Ray, Feliz Año Nuevo a Ud. y su familia. Es muy cierto, que gastamos la vida buscando mas y no disfrutamos de lo mucho que Dios nos regala cada dia. Es al darnos que recibimos de los demas, el cariño, la atencion y el cuidado que necesitamos para seguir adelante. Gracias por su sabias palabras cada semana. Saludos, Carlos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *