En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

"Ser Feliz"

Un cordial saludo a todos mis queridos lectores.

El ser feliz depende de cada uno de nosotros. Hay muchos que van por esta vida siendo los más infelices del mundo, aun teniendo dinero y todos los bienes materiales que necesitan. Hay otros que no poseen nada, pero interiormente son más felices que aquellos que lo poseen todo.

Dios nos creo para que fuésemos felices, ahora depende de cada uno de nosotros.

El gran filósofo Aristóteles que nació en el 384 A.C. en la ciudad de Estagira, no muy lejos del actual Monte Athos en la península de Cecidia, perteneciente al Reino de Macedonia y que estudio en la academia de Platón algunos años Escribió un texto que quiero compartir con Ustedes y lo llamo “Revolución del Alma” en el año 360 A.C. y que ha sido eterno y dice así: “Nadie es dueño de tu felicidad, por eso no entregues tu alegría, tu paz, tu vida en las manos de nadie, absolutamente de nadie. Somos libres, no pertenecemos a nadie y no podemos querer ser dueños de los deseos, de la voluntad, o de los sueños de quien quiera que sea. La razón de tu vida eres tú mismo. Tu paz interior es la meta de tu vida. Cuando sintieres un vacío en el alma, cuando creyeres que aún te está faltando algo, aún cuando tengas todo, envía tus pensamientos hacia tus deseos más íntimos y busca la divinidad que existe en ti. Deja de poner tu felicidad cada vez más lejos de ti. No te pongas objetivos que no estén al alcance de tus manos, abraza los que estén a tu alcance hoy, Si andas desesperado por problemas financieros, amorosos, o de relaciones familiares, busca en tu interior la respuesta para tranquilizarte, tú eres el reflejo de lo que piensas a diario. Deja de pensar mal de ti mismo y sé tu mejor amigo siempre. Sonreír significa aprobar, aceptar, felicitar. Entonces abre una sonrisa para aprobar el mundo que te quiere ofrecer lo mejor. Con una sonrisa en tu rostro las personas tendrán la mejor impresión de ti, y tú estarás afirmando para ti mismo, que estás cerca de ser feliz. Trabaja, trabaja mucho a tu favor. Deja de esperar la felicidad sin hacer esfuerzos. Deja de exigir a las personas aquello que ni tú has conquistado todavía. Critica menos, trabaja más. Y, no te olvides nunca de agradecer. Agradece todo lo que está en tu vida en este momento, inclusive el dolor. Nuestra comprensión del universo, aún es muy pequeña para juzgar lo que queremos que sea nuestra vida. La grandeza no consiste en recibir honras, sino en merecerlas.

Cuánta razón tenía el gran filósofo Aristóteles, con razón la “Revolución del Alma” sigue estando tan vigente hoy como el día en que la escribió, es por ese motivo que se ha dicho que es eterno. Muchos hoy en día buscan la felicidad en las drogas, en el dinero, en el sexo, en el alcohol, y en otras muchas cosas más, sin darse cuenta que todo eso es pasajero, que la felicidad eterna es el encontrarnos con Jesús y vivir con Él en nuestro corazón para siempre.

Termino con este Versículo 17, de la Primera Carta de Timoteo, Capitulo 6 que dice: “Aconseja a los ricos de este mundo que no se envalentonen poniendo su confianza en las riquezas pasajeras, sino en Dios que nos provee de todo para que nos alegremos”.

Hasta la próxima y muchas bendiciones para todos.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Comentarios

Hola Ray sabias palabras pero siempre cometemos el error de entregarle demasiado de nosotros a quien no lo merece y nos damos cuenta tarde pero la fe corrige todo bendiciones un abrazo Cely.
Querido Don Ray. Que buen escrito este . con el cual nos ha deleitado El buen Jesus le bendiga hoy y siempre Su hermana en Cristo
Sr. Ray, esta es una muy importante meditación que todos debemos de hacer, para lograr ser felices con lo que tenemos y no con lo que le envidiamos al otro. Gracias por sus escritos. Saludos, Carlos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *