En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

“Soy Feliz”

“Soy Feliz”
Ray Ortega

Un cordial saludo a todos mis queridos lectores.

Me luce que la primera cosa que debemos enseñar a los seres humanos cuando lleguen a la adolescencia es que los humanos no nacemos felices, ni infelices, sino que aprendemos una cosa u otra. Y que una gran parte depende de nosotros, si queremos ser felices lo somos, o si queremos ser infelices también. La felicidad es como una casa, que se va construyendo ladrillo a ladrillo y poco a poco.

Si esperamos la felicidad entera, nunca la vamos a obtener. Al ser humano tendríamos que enseñarle que la felicidad nunca es completa en este mundo, hay quienes se pasan la vida soñando y esperando la felicidad entera que nunca llega.

Sería bueno decirle al ser humano que no hay receta para la felicidad completa en este mundo, porque en primer lugar, no hay una sola, sino  muchas felicidades y que cada hombre debe construirse la suya, que pude ser muy diferente a la de sus amigos. Y segundo lugar, una de las claves para ser felices está en descubrir qué clase de felicidad es la mía propia.

Valorar y reforzar las fuerzas positivas que hay en nosotros, en nuestra alma. Disfrutar y descubrir todo lo bueno que tenemos. No tener que esperar a encontrarnos un ciego para saber cuan hermoso e importante son nuestros ojos.

El vivir abiertos al prójimo. Pensar que es preferible que nos engañen tres y cuatro veces en la vida que no pasarnos la vida desconfiando de los demás.

Tener un gran ideal, algo que centre nuestra existencia y hacia lo que dirigir lo mejor de nuestras energías.

Preocuparse más por amar que por ser amados.

Elegir un trabajo el cual nos guste. Y si eso es imposible, tratar de amar el trabajo que tenemos.

Revisar constantemente nuestra escala de valores. Cuidar de que el dinero no se apodere de nuestro corazón, pues es un ídolo difícil de arrancar cuando nos ha hecho su esclavo.

Procura descubrir que Dios es alegre. Y sonríe con ganas o sin ellas.

La lista podría ser más larga. Pero creo que, tal vez, que estas podrían servirte para iniciar el estudio de la asignatura más importante de tu carrera como hombre: La construcción de tu felicidad.

Termino con estas palabras tomada del Capítulo 15, Versículo 11, del Evangelio de San Juan y dicen: “Estas cosas las he dicho para que mi alegría esté en vosotros vuestro gozo sea pleno”.

Hasta la próxima y muchas bendiciones para todos.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *