En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Sucesión dinástica

Sucesión dinástica
Sucesión dinástica

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- A pesar de los avances institucionales logrados en las últimas décadas,  es innegable que aún estamos muy distantes de consolidar una democracia plena, regida por la transparencia y el recto ejercicio de la clase política.

Los partidos y sus dirigentes tienen que superar la angosta visión que reduce la democracia a invitar a sus adeptos a votar en las elecciones y no precisamente por una prédica convincente, sino mediante prácticas clientelistas.

Las organizaciones políticas no pueden ser manejadas como cotos particulares o familiares, sin rendición de cuentas sobre la forma en que manejan los fondos públicos que reciben a través de la Junta Central Electoral.

[jwplayer mediaid=”288836″]

Una aberración que se ha consagrado durante años es la creencia de que los partidos son una propiedad privada y que como tal pueden ser operados. Un ejemplo de estas distorsiones es la práctica de familiares que heredan una curul, una historia que se repite en el país desde el 1999.

Aunque se llenan las formalidades  que establecen La Constitución y  las leyes adjetivas, mediante el envío de una terna cuando se produce una vacante congresual por renuncia o ausencia definitiva en caso de muerte, lo cierto es que todo es determinado por arreglos y conveniencias políticas, lo que permite una especie de sucesión dinástica.

Esto último es precisamente lo que ha acontecido con la elección, por compromisos intrapartidarios, del jurista Vinicio Castillo Semán para llenar la curul que dejó su hermano Pelegrín Castillo al renunciar para ocupar el Ministerio de Minas y Energía.

¿Qué posibilidades tenían los otros dos integrantes de ser escogidos de la terna si ésta estaba encabezada nada menos que por un hijo del doctor Mario Vinicio Castillo, miembro del Consejo de Ministros de

Comenta con tú facebook

Comentarios

Cuanto daños hacen estos vichos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *