Al aniversario acudió John Meisenheimer, de 84 años, el oficial que dio el visto bueno meteorológico para la operación después de frustrarla los dos días anteriores debido a la malas condiciones.

Se cumplen 60 años del primer éxito de la NASA en la carrera espacial, al poner en órbita en 1958 el satélite artificial “Explorer 1”, que redujo la brecha abierta en plena Guerra Fría por la Unión Soviética con dos lanzamientos un año antes.

 

“Es importante recordarlo porque nos pone de manifiesto que nada es imposible en Estados Unidos, realmente el ‘Explorer 1′ comenzó la carrera en el espacio”, manifestó a Efe Robert Cabana, director del Centro Espacial Kennedy, en Cabo Cañaveral, sede del histórico lanzamiento en la costa atlántica de Florida.

Tras descubrir una placa en el Complejo 26 de Cabo Cañaveral, desde donde se lanzó el satélite, Cabana resaltó la importancia del programa espacial para el país “en ese entonces y hoy”.

“Obviamente la misión ha cambiado, pero es crítico para nosotros como nación y para nosotros como líderes mundiales en muchas áreas diferentes”, agregó.

El “Explorer I“, impulsado por Júpiter C, cohete de lanzamiento construido por el Ejército estadounidense, entró en órbita el 31 de enero de 1958 a las 22:48 hora local (03:48 GMT del 01 de febrero).

Esta exitosa maniobra se realizó bajo el apremio generado en 1957 por el triunfo cosechado por la Unión Soviética con el lanzamiento del “Sputnik”, el primer cohete que giró en torno de la Tierra.

Ese año los soviéticos también lanzaron un segundo satélite, el “Sputnik II“, que se desintegró en el espacio con la perra Laika a bordo, al no existir un módulo de regreso a tierra, mientras los estadounidenses vieron humillados cómo explotaba en tierra su cohete “Vanguard”.