FRANCFORT, Alemania.- Alemania ha asumido el control de los dos satélites Galileo, que ya han alcanzado la órbita desde la que operarán y que serán la alternativa civil europea al sistema estadounidense GPS controlado por el Ejército de EEUU.

La Agencia Espacial Europea (ESA) informó este martes de que "los dos primeros satélites del sistema de navegación europeo Galileo han alcanzado su órbita definitiva".

La agencia espacial francesa CNES cedió ayer el control al centro de control de Galileo en la localidad alemana en Oberpfaffenhofen (cerca de Múnich, en el sur de Alemania).

Este centro, gestionado por el Centro Alemán para la Navegación Aérea y Espacial, se encargará del control de operaciones de los dos satélites en sus doce años de vida.

Los dos primeros satélites Galileo fueron lanzados el pasado 21 de octubre a bordo de un cohete portador ruso Soyuz desde el polígono de Kurú, en la Guayana francesa.

Tras el lanzamiento, los satélites fueron colocados en la órbita adecuada a un altitud de 23.222 kilómetros, desde donde la agencia CNES y el centro de control de operaciones de la ESA en Darmstadt asumieron la activación de las dos naves.

El sistema de navegación Galileo, que competirá con el GPS (Global Positioning System), estará compuesto de 30 satélites y tendrá aplicaciones en los áreas de transporte y logística, seguridad del tráfico y turismo.

Galileo tuvo que hacer frente a numerosos retrasos debido a las disputas en el seno de la Unión Europea y de la propia ESA por los intereses nacionales de los países que participan en el proyecto