La investigación publicada el 4 de octubre por la revista Bloomberg asegurando que China había infiltrado chips del tamaño de un grano de arroz para espiar a una treintena compañías estadounidenses, entre ellas Apple y Amazon, sigue dando de qué hablar luego que la empresa de la manzana exigiera al medio retractarse.

REDACCIÓN DIGITAL.- La investigación publicada el 4 de octubre por la revista Bloomberg asegurando que China había infiltrado chips del tamaño de un grano de arroz para espiar a una treintena compañías estadounidenses, entre ellas Apple y Amazon, sigue dando de qué hablar luego que la empresa de la manzana exigiera al medio retractarse.

Esta sería la primera ocasión en que Apple y su director ejecutivo Tim Cook piden que un medio se retracte, y lo hacen asegurando que luego de investigar han llegado a la conclusión de que no es cierto lo que asegura el reportaje, al menos no en lo que respecta a su compañía.

Según la revista, este sería unos de los casos de espionaje por hackeo de hardware más importantes de la historia.

Según Cook, luego de revisar correos, registros de centros de datos, financieros y de envío llegaron a la conclusión de que el supuesto espionaje "nunca ocurrió" y que "no hay nada de verdad" en el reportaje.

De su lado la revista ha defendido su reportaje diciendo que es el resultado de "más de un año de reporterismo durante el cual hemos realizado más de 100 entrevistas".

Aseguran que 17 fuentes individuales, entre las que incluyen funcionarios e informantes de las empresas, confirmaron la manipulación de hardware y otros elementos.