REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Muchas cosas pueden pasar en dos años, pero con un poco de suerte, para 2023 ya no tenemos que llevar mascarillas por la calle y puede que hasta llevemos en el bolsillo la primera generación de iPhones plegables.


Quien filtra esta información es quizás la fuente más importante de rumores sobre el mundo Apple que existe, el analista Ming-Chi Kuo, que año tras año ha ido revelando qué novedades traería cada nuevo iPhone con un índice de acierto totalmente absurdo: siempre tiene la razón.


Según Kuo, el primer iPhone con una pantalla que se dobla sobre sí misma llegaría a las tiendas a finales del año 2023 si los planes de Apple no se truncan. Tendría un tamaño de entre 7 y 8 pulgadas con su pantalla totalmente extendida, cifras normalmente más propias del iPad Mini que del iPhone.


De momento, lo que Apple está preparando son los primeros modelos y conceptos sobre el nuevo iPhone plegable, por lo que no está claro ni qué formato tendría exactamente ni sus prestaciones exactas. Algunos de estos conceptos e ideas se han visto ya plasmados en patentes, de hecho.Más en El MundoDavid Bustamante y Paula Echevarría, los nuevos y sorprendentes datos de su divorcio¿Por qué todos aman al alcalde Martínez-Almeida, incluso la izquierda?


Lo que parece claro es que Apple integrará pantallas de Samsung, pues recientemente han cerrado un acuerdo para obtener este tipo de panel.


¿Y cuánto puede costar un iPhone plegable? A juzgar por el precio que alcanzan otros móviles con pantalla flexible, es muy posible que un iPhone de esta índola costara más de 2.000 euros.