Este trabajo que combina la ciencia con la tecnología fue enviado al servidor de preimpresión BioRxiv a inicios de diciembre y aún no le han hecho las revisiones demandas.

REDACCIÓN.- Un grupo de científicos del laboratorio australiano Cortical Labs creó un chip con neuronas humanas, el cual sería como el cerebro de un cyborg que aprende más rápido que cualquier tecnología de inteligencia artificial (IA por sus siglas en inglés) actual.

De acuerdo con los últimos informes de los investigadores, manifestados a través de la revista NewScientist por Brett Kagan, jefe del proyecto, este sistema llamado “DishBrain” estas aprenden rápidamente a jugar al videojuego de Pong.

En el reporte señalan que “mediante la estimulación y el registro electrofisiológico, los cultivos se insertaron en un mundo de juego virtual de arcade”.

Este trabajo que combina la ciencia con la tecnología fue enviado al servidor de preimpresión BioRxiv a inicios de diciembre y aún no le han hecho las revisiones demandas.

Kagan señaló que muchos equipos de todo el mundo han estado estudiando redes de “DishBrain” convirtiéndolas en organoides similares al cerebro, esta es la primera vez que se descubre que estos mini cerebros tecnológicos pueden realizar tareas dirigidas a objetivos.

En ese sentido, mientras que a la inteligencia artificial le toma una hora y media aprender a jugar Pong, a este “cerebro ciborg” le tomó solo cinco minutos.

No obstante, aunque fue un avance significativo en cuanto a sus capacidades de inteligencia o entendimiento, al compararlos, una vez que ambos entendieron los mecanismos de juego, “DishBrain” mostró peores resultados que la IA, pues perdió más partidas de Pong cuando se enfrentaron.

Para llevar a cabo sus investigaciones y experimentos usaron tanto células humanas como de ratones. En ambas hallaron patrones similares con una diferencia:

“Las células corticales humanas siempre superaron a las células corticales de roedor con matices en las características de juego”, dijeron en el reporte científico. Con ello también confirman que las células humanas son superiores a las de roedores.

“Utilizando ese sistema de ‘DishBrain’, hemos demostrado que una sola capa de neuronas corticales ‘in vitro’ puede auto organizarse y mostrar un comportamiento inteligente y sensible cuando se encarna en un mundo de juego simulado”.

Imagen ilustrativa de inteligencia artificial (Foto: Pixabay)

Los avances fueron positivos, sin embargo, aseguraron que no se quedarán conformes con ellos ya que en el futuro probarán este sistema con otro tipo de células neuronales o estructuras biológicas más complejas”.

Nacieron los primeros bio robots

Como si se tratara de una novela de ciencia ficción, se registró el primer nacimiento de unos robots llamados xenobots en Estados Unidos, los cuales fueron hechos con células de rana.

Los xenobots son bio robots milimétricos que pudieron replicarse a partir de ellos mismos. Los investigadores de las universidades de Vermont, Tufts y Harvard señalaron que en el 2020 los primeros en su tipo fueron ensamblados desde células de rana.

Dichos organismos fueron diseñados en computadora y ensamblados a mano; pueden nadar en una placa de petri, encontrar células individuales y reunir cientos de ellas, informó la Universidad de Vermont a finales de noviembre pasado.

Estos robots que pueden tener “hijos” tienen forma de Pac-Man y mantiene dichas células dentro de su “boca”, además son capaces de ensamblar en ella “bebés” que se ven y mueven de la misma forma que ellos. Días después de su “gestación” nacen los nuevos xenobots, los cuales pueden salir y construir copias de sí mismos una y otra vez.