El diseño de cabina de avión Chaise Longue de Alejandro Núñez Vicente elimina el maletero superior para crear una configuración de asiento de avión de dos pisos.

 REDACCIÓN.- Un asiento de avión de pie, un compartimento superior que se convierte en cama y una cabina de avión de dos pisos. Estos son algunos de los diseños de asientos de avión más llamativos e inusuales que han surgido en los últimos años, con el objetivo de revolucionar la experiencia a bordo.

El diseño de las cabinas de los aviones siempre se ha caracterizado por la innovación continua: así es como se ha conseguido el asiento reclinable que ahora está omnipresente en las cabinas de clase business, o una mesa de bandeja que se pliega perfectamente en el reposabrazos.

Desde la posibilidad de acomodar a más pasajeros en la cabina hasta ofrecer a los viajeros un espacio inesperado para estirar las piernas, estos inusuales diseños de asientos de avión tratan de resolver los dilemas habituales a bordo.

El diseño de cabina de avión Chaise Longue de Alejandro Núñez Vicente elimina el maletero superior para crear una configuración de asiento de avión de dos pisos.

El diseño Chaise Longue causó sensación a principios de este año cuando fue nominado para el premio Crystal Cabin 2021.

En mayo de 2021, Núñez Vicente, estudiante de la Universidad TU Delft, dijo a CNN Travel que se había inspirado en sus experiencias de vuelo en clase económica por Europa desde su casa en España hasta la universidad en los Países Bajos.

El objetivo de Núñez Vicente era crear más espacio para que los viajeros pudieran estirar las piernas. El diseño del asiento también ofrece más ángulos de reclinación, así como un respaldo ajustable y un reposacabezas desplegable.

Durante el verano de 2021, Núñez Vicente viajó por Europa con un prototipo de su diseño y habló con profesionales de la aviación y expertos del sector para recabar sus opiniones, lo que le permitió estar más cerca de hacer realidad el diseño.

Según Núñez Vicente, los comentarios preliminares de los posibles pasajeros que probaron el prototipo fueron positivos.

Aunque la configuración se concibió inicialmente para el avión Flying-V, un nuevo concepto de avión actualmente en desarrollo en la Universidad Técnica de Delft, Núñez Vicente afirma que también podría aplicarse en un Boeing 747, un Airbus A330 o cualquier otro avión de fuselaje ancho de tamaño medio o grande.

"Hemos tenido mucho interés en este momento por parte de la industria de la aviación, especialmente de los fabricantes de asientos y de aviones, y varias aerolíneas se han puesto en contacto con nosotros", dice Núñez Vicente en una nueva entrevista con CNN Travel.

Los inversores privados también han expresado su interés, añade.

Núñez Vicente sigue pensando que su diseño podría transformar los puntos débiles de la clase turista.

"El objetivo del asiento siempre fue aumentar el confort y la experiencia de vuelo para mejorar la experiencia de los pasajeros en los vuelos de larga distancia, y lo sigue siendo", afirmó.