Rusia, desde cuyo territorio se han lanzado varios ciberataques de este tipo contra Estados Unidos, será la gran ausente del encuentro organizado por la Casa Blanca

Washington.- Estados Unidos preside este miércoles una reunión virtual con representantes de 30 países, entre ellos México, Brasil y la República Dominicana, para aunar fuerzas a la hora de responder a los ciberataques con "ransomware".

Rusia, desde cuyo territorio se han lanzado varios ciberataques de este tipo contra Estados Unidos, será la gran ausente del encuentro organizado por la Casa Blanca y titulado Iniciativa Contra el "Ransomware", que se desarrollará este miércoles y jueves de forma telemática.

"En este foro en particular no les hemos invitado a participar (a Rusia), pero eso no evita que haya oportunidades futuras en las que puedan participar, cuando hagamos otras sesiones", dijo una alta funcionaria estadounidense, que pidió el anonimato, en una rueda de prensa telefónica.

En septiembre, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, exigió a su homólogo ruso, Vladímir Putin, que tomara más medidas contra los ciberataques con "ransomware", un programa que secuestra los datos del usuario a cambio de un pago para liberarlos.

Lo hizo después de que una red de origen ruso, llamada REvil, reivindicara un ciberataque contra la firma tecnológica estadounidense Kaseya, que tuvo repercusiones en más de 1.500 empresas en todo el mundo.

Esa agresión se sumó a otros dos ciberataques muy dañinos registrados en mayo en Estados Unidos: el que afectó a Colonial, la mayor red de oleoductos del país; y el que golpeó a JBS, el procesador de carne más grande del planeta.

Desde entonces, el Gobierno ruso "ha dado algunos pasos" para restringir ese tipo de operaciones en su territorio, aunque a la Casa Blanca le gustaría ver todavía más medidas, explicó la citada funcionaria.

En paralelo, la Casa Blanca quiere reforzar la "cooperación internacional en general" para "desestabilizar el ecosistema del 'ransomware' y el uso ilícito de divisas virtuales que lo potencia", indicó la fuente.

"Estas son organizaciones criminales transnacionales, que para llevar a cabo sus ataques recurren a redes de lavado de dinero e infraestructuras globales", añadió.

Para "acelerar la cooperación" en ese sentido, Estados Unidos programó las reuniones de este miércoles y jueves, y no descarta organizar futuras sesiones con distintos países participantes.

A las sesiones de esta semana, que en su mayoría estarán cerradas a la prensa, asistirán de forma telemática ministros y representantes de Australia, Brasil, Bulgaria, Canadá, la República Checa, la República Dominicana, Estonia, Francia, Alemania, la India, Irlanda, Israel, Italia y Japón.

También habrá representantes de la Unión Europea (UE) y de Kenia, Lituania, México, los Países Bajos, Nueva Zelanda, Nigeria, Polonia, Corea del Sur, Rumanía, Singapur, Sudáfrica, Suecia, Suiza, Ucrania, Emiratos Árabes Unidos y el Reino Unido.