Fuente externa

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- No es la primera vez que lo hace. Ni la última probablemente. A Facebook le gusta experimentar con la información de sus usuarios y ya son varias las veces que incluso ha tenido que pedir disculpas por haber utilizado los datos de los usuarios y a estos mismos como ratoncillos de laboratorio que han estallado en críticas hacia la red social. Y podríamos estar ante otro de los experimentos sociológicos de la que dirige Mark Zuckerberg.

La semana pasada, justo después de que Estados Unidos aprobase la celebración de matrimonios entre personas del mismo sexo, empezamos a ver cómo las fotos de perfil de nuestros amigos en Facebook se cubrían de una capa multicolor, que se podía crear con una aplicación de la red social. El fondo con el arcoíris invadió Facebook, Twitter y todas las redes sociales habidas y por haber en apoyo a la aprobación del matrimonio gay en Estados Unidos.

Muchos son los expertos que ven un experimento social detrás de esta acción y que sugieren que Facebook estaría aprovechando los datos recopilados para conocer más y nuevos aspectos de sus usuarios que podría monetizar en un futuro no muy lejano así como estudiar las acciones y reacciones de los usuarios, su capacidad de respuesta y conocer más información privada sobre la inclinación política, sexual, ideológica, etc... Que muchas veces las personas no se atreven a confesar directamente. Incluso podrían comercializar las conclusiones que obtengan del estudio de cara a futuras campañas electorales, como explican en «The Atlantic».

Sin embargo, hasta el momento Facebook niega cualquier tipo de experimento o estudio sociológico tras la iniciativa multicolor de «Celebrate pride».

Fuente: ABC.es