Hombres de todo el mundo, como este, pagan cientos de dólares en sitios web para adultos para chatear con quienes creen son mujeres jóvenes atractivas, pero en realidad podría ser cualquier persona.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- El cliente es un hombre estadounidense de 50 años; la atractiva joven blanca con la que está chateando en internet es Gingerhoney, una modelo cuya imagen de perfil la muestra acostada boca abajo en su cama.

El usuario cree que Gingerhoney está cerca, pero no tiene idea de que en realidad es un hombre que está lejos, en Nigeria.

Según la BBC, hombres de todo el mundo, como este, pagan cientos de dólares en sitios web para adultos para chatear con quienes creen son mujeres jóvenes atractivas, pero en realidad podría ser cualquier persona.

Meses de recopilación de evidencia revelaron una operación global que está detrás de estos perfiles falsos, desde los Países Bajos hasta EE.UU., pasando por Surinam hasta Nigeria, donde se pueden estar violando leyes estrictas sobre la conducta digital de adultos.

Abiodun cambia de perfil entre las docenas de cuentas falsas que administra en estos sitios web, pero cada vez pretende ser una atractiva joven blanca.

En un sitio, él es Gingerhoney, una modelo de 21 años con un edredón de color rosa envuelto sugestivamente alrededor de su cintura.

Se describe a sí misma como la miel y alienta a los hombres a llamarla Ginger, "del mismo color que mi cabello".

En algún lugar de la computadora de Abiodun hay una carpeta que contiene varias imágenes sexis de Gingerhoney, en caso de que un cliente solicite más fotos eróticas.

Las imágenes, incluida la foto de perfil, son imágenes de archivo tomadas de varias fuentes.

Abiodun no es el único que tiene acceso al perfil de Gingerhoney: docenas de otras personas la administran las 24 horas del día por turnos.

El estudiante y sus colegas usan una herramienta de mapa avanzada para falsificar la ubicación de Gingerhoney dentro de un radio de 50 km del cliente, razón por la cual los perfiles coinciden en línea.

El cliente ha pagado por este chat y aunque aún no lo ha dicho, espera conocerla.

Si bien ingresar a los sitios web es gratuito, los usuarios deben suscribirse a paquetes, que cuestan entre US$ 6 y US$ 300, para recibir o enviar mensajes a las "mujeres".

Mientras que los clientes más jóvenes quieren conocer físicamente a las mujeres que creen que están cerca, los hombres mayores suelen estar satisfechos con los chats de sexo, las fotos y videos eróticos, describe Abiodun.

El objetivo de Abiodun y otros es mantener a estos suscriptores en los sitios web el mayor tiempo posible con la intención de agotar sus créditos.

Se les indica que cada mensaje debe tener al menos 150 caracteres y mantener una conversación abierta.

"Es como un trabajo de servicio al cliente, solo que el cliente cree que está hablando con el director ejecutivo", compara Abiodun a la BBC.

Reclutamiento

Meteor Interactive BV utiliza una empresa de subcontratación en Surinam, Logical Moderation Solutions (LMS), fundada por un surinamés llamado Orano Rose, para contratar personal y capacitar a sus trabajadores nigerianos.

La BBC observó evidencia en las cuentas de WhatsApp, Telegram y Skype de LMS que revelaron que la compañía había reclutado y capacitado a cientos de personas, principalmente en los estados nigerianos de Lagos y Abuja.

Los trabajos se anuncian en Instagram, Twitter y Telegram, y están dirigidos a jóvenes educados y desempleados de Nigeria.

Las descripciones incluyen "roles en línea", "trabajos de marketing digital" "moderador de chat", sin ninguna mención del contenido para adultos con el que los empleados tienen que lidiar.

Una de las principales reclutadoras de LMS, Adedamola Yusuf, basada en Alemania, maneja los anuncios de trabajo en sus cuentas de redes sociales, donde muestra un estilo de vida de ostentación y glamur con vacaciones en lugares exóticos.

"Estás chateando con gente blanca aburrida. El trabajo es perfectamente legal y tiene licencia tanto en Alemania como en Nigeria", escribió en una conversación de WhatsApp con posibles empleados en su primer día.

Yusuf ha estado reclutando personas durante más de dos años y en una campaña en noviembre pasado, cientos de personas se inscribieron.

Ella no respondió a las solicitudes de comentarios de la BBC.

"La mayoría de estos tipos del oeste quiere conversar", dijo un entrenador a los nuevos reclutas, que tienen que pasar arduas pruebas de inglés para que su farsa sea lo más creíble posible.

"Es: I am ('Yo soy/estoy'), no am ('soy/estoy')", me corrigió un recluta durante una sesión de capacitación en el grupo de WhatsApp de la empresa a la que asistí.

Nicholas Akande, director de LMS en Nigeria, registró a más de 100 personas en la primera semana de julio y les dijo que el trabajo era legal.

No respondió a la BBC cuando se le pidió declaraciones.

Los reclutas también reciben lecciones sobre la cultura, el estilo de escritura y las conversaciones de moda en las ubicaciones de sus clientes para que suenen auténticos.

Al final del entrenamiento, que puede durar desde unos pocos días hasta una semana, se les proporcionan detalles de inicio de sesión en los sitios web, donde pueden ver información personal como la dirección del domicilio, el número de teléfono y la edad de los suscriptores.

Las excusas

La BBC observó comentarios de hombres quienes dijeron que gastaron entre US$300 y US$700 en estos sitios web con la esperanza de conocer a las "mujeres" con las que estaban chateando.

"Debo haber enviado mensajes de texto a 20 mujeres y siempre me desanimaban cuando sugería que nos reuniéramos personalmente", dijo un hombre, quien afirmó que había gastadoUS$ 64,99 en el sitio propiedad de Meteor Interactive.

Otro dijo que había "comprado más de US$ 400 en créditos creyendo que las mujeres eran reales... mi error fue no leer la letra pequeña", reconoció.

Un usuario dijo que había gastado más de US$ 300 en créditos con la falsa esperanza de conocer a las mujeres en persona:

"Te enganchan diciendo que viven en tu ciudad o cerca y que quieren conocerte 'ESTA NOCHE' gastas créditos mandándoles mensajes de texto y cuando quieres establecer un lugar y una hora para encontrarnos, entonces comienzan las excusas", detalló.

Meteor Interactive dice que sus términos y condiciones dejan en claro que algunos de sus perfiles son ficticios y que "la posibilidad de una reunión no es posible".

Sin embargo, no explica por qué sus trabajadores nigerianos usan la herramienta de mapa para falsificar su ubicación.

Esta herramienta le da más credibilidad al engaño y genera falsas esperanzas de un encuentro que nunca sucede.

Delito cibernético

Este tipo de actividades bordean el fraude en internet en Nigeria bajo una ley que prohíbe publicar contenido obsceno o para adultos en línea, dijeron expertos a la BBC.

La ley de delitos cibernéticos de 2015 prohíbe:

• enviar mensajes electrónicos que tergiversan materialmente los hechos

• enviar mensajes que sean extremadamente ofensivos, pornográficos, indecentes, obscenos o amenazantes

• usar una tarjeta financiera para obtener servicios de manera fraudulenta.

Desde el gobierno dijeron que LMS corría el riesgo de ser dado de baja en Nigeria si estaba involucrado en engaños y contenido para adultos.

Rose le aseguró a la BBC que no estaba haciendo nada ilegal y que no estaba al tanto de la ley de delitos cibernéticos en Nigeria. Como tiene su base en Surinam, sería difícil perseguirlo.

Millones de nigerianos están desempleados y sumado a una huelga de profesores universitarios de varios meses significa que muchos jóvenes están buscando trabajo desesperadamente.

LMS atrae a los candidatos con salarios mensuales de hasta 150.000 naira (unos US$ 355) -el doble de un ingreso de un maestro recién graduado- que pueden ganar enviando un mínimo de 500 mensajes por día a diferentes clientes.

Abiodun considera que su papel es "una pequeña parte de una operación global y un delito menor en comparación con el fraude que existe en internet".

"No es diferente de chatear con un ser querido o un amigo, lo que millones de personas hacen todos los días", dice, cambiando al perfil de Gingerhoney cuando aparece un mensaje.

Es el hombre de 50 años en EE.UU. pidiendo un encuentro.

"Oh, lo siento, tengo que pasear a mi perro ahora", responde Gingerhoney.

Es el tipo de excusa que ha sido entrenado para usar para desviar tales solicitudes.

Abiodun cierra la pestaña y abre otra donde Erikka, "una perla que puede satisfacer tus fantasías más locas", tiene un mensaje esperándo de Sam en Londres.

 

Fuente: BBC