Después, claro, la plataforma en la que quieras eliminar tu cuenta seguramente te pedirá una confirmación mediante contraseña u otro tipo de verificación.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Es un secreto a voces que la obsolescencia programada también afecta a las redes sociales. Los tiempos cambian para todos e incluso algo tan moderno como Facebook se ha quedado ‘viejuno’: el pionero del Social Media, aunque sigue siendo la aplicación más descargada de la década según un informe reciente, está viendo cómo cada vez más usuarios abandonan el barco.

Si eres de los que se ha cansado del mundo digital, o si estás pensando en hacer un retiro de las pantallas sin fecha de fin, existen herramientas que pueden ayudarte a borrar tu huella digital. Una de ellas es ‘Elimíname by DDR’ de 'Derecho de la Red', una práctica recopilación de páginas de borrado de cuentas de servicios y apps de todo tipo.

La lista es larga e incluye actualmente Facebook, Twitter, Yahoo, Skype, Instagram, LinkedIn, Medium, Google, Pinterest, Flickr, Disqus, Badoo, MySpace, Reddit, Shopify, Spotify, Slack, Telegram y Yammer.

Y el mecanismo no podría ser más fácil: solo tienes que pulsar en cada uno de los enlaces que proporciona la web y te llevará a la página oficial de cada red social o servicio, específicamente a la sección o apartado en el que puedes darte de baja. Con solo un clic y sin tener que volverte loco buceando entre páginas laberínticas de privacidad.

Después, claro, la plataforma en la que quieras eliminar tu cuenta seguramente te pedirá una confirmación mediante contraseña u otro tipo de verificación.

¡Ojo! Pero no quieras correr demasiado. Tienes que tener en cuenta algunas cosas: por ejemplo, que algunas cuentas no se eliminan instantáneamente o que ‘desactivar’ y ‘borrar’ no es lo mismo. Así que atento a los términos y condiciones que te salen como advertencia cuando decides decir adiós.

Recuerda que las garras del lado oscuro digital llegan siempre muy profundo y que los reyes del like y del selfie no van a dejar que te escapes fácilmente de sus servidores, por mucho que algunos ángeles de ‘San Internet’ sí te lo ponga fácil para desaparecer.

Y un bonus: algunas redes sociales y servicios te ofrecen la posibilidad de recibir una especie de historial, un resumen de tu relación con la plataforma que puede incluir datos personales, interacciones con otros usuarios, archivos... por si eres un poco nostálgico y -aunque estés harto- no quieres perder del todo tu largo paso por internet.