Cuando el giroscopio detecta cuando la cabeza del usuario está inclinada hacia abajo, abre el párpado de plástico del ojo y la sonda comienza a monitorear el área frente al usuario. Cuando detecta un obstáculo, advierte al usuario a través del altavoz conectado.

COREA DEL SUR.- Un estudiante de diseño industrial ha creado un tercer ojo de alta tecnología que alerta a quien lo porta sobre obstáculos que se presenten mientras camina, esto manteniendo toda la atención a su teléfono.

"El tercer ojo", como le ha llamado Minwook Paeng, es un dispositivo que se puede colocar en la frente de una persona y consiste en un estuche de plástico translúcido que se fija directamente a la frente del usuario con una delgada almohadilla de gel. Dentro del ojo de plástico hay un pequeño altavoz, un sensor giroscópico y un sensor de sonda.

Cuando el giroscopio detecta cuando la cabeza del usuario está inclinada hacia abajo, abre el párpado de plástico del ojo y la sonda comienza a monitorear el área frente al usuario. Cuando detecta un obstáculo, advierte al usuario a través del altavoz conectado.

El componente negro que parece una pupila es un sensor ultrasónico para detectar la distancia. Cuando hay un obstáculo frente al usuario, el sensor ultrasónico lo detecta e informa al usuario a través de un zumbador conectado.