El objetivo actual de la institución es poder desarrollar un nuevo prototipo pensado en su uso por bomberos y que sea más estable, permita cargar más peso y alcance mayores alturas.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Un grupo de estudiantes en Camboya está desarrollando un dron que puede trasladar personas en el aire y con el cual esperan ayudar en temas como transporte público y en casos de emergencia, así lo dio a conocer la agencia Reuters.

El proyecto involucra a estudiantes del Instituto Politécnico Nacional de Camboya (NPIC), ubicado a las afueras de la capital del país, Nom Pen. Los jóvenes ya cuentan con un prototipo y están en las primeras fases de prueba.

Para el diseño de este modelo, utilizaron ocho hélices que se unen a una silla escolar mediante una estructura metálica y un motor integrado, de acuerdo a las primeras pruebas, el modelo puede transportar a un piloto con un peso de 60 kg a una altura de cuatro metros durante 10 minutos, a una distancia de un kilómetro.

La iniciativa surgió por la necesidad de evitar las congestiones de tráfico en la ciudad, aunque con el tiempo sus creadores han inclinado sus propósitos hacia el apoyo en casos de emergencia, según explicó el piloto del dron, Lonh Vannsith. “Queríamos resolver algunos problemas de nuestra sociedad haciendo un dron taxi e inventando drones para bomberos”, agregó.

Según explicaron, el potencial del dron se encuentra en la posibilidad de cargar personas en situaciones de emergencia o, en el caso de los bomberos, ayudar a alcanzar grandes alturas para poder apagar incendios en edificios de una manera eficaz.

Fueron necesarios tres años de investigación y desarrollo junto a una inversión de alrededor de 20 mil dólares para la construcción del modelo actual. Además, la situación causada por la pandemia de Covid-19 habría causado retrasos tanto para la elaboración como para los vuelos de prueba, así lo explicó Sarin Sereyvatha, jefe de tecnología de investigación y desarrollo de NPIC.

No obstante, el objetivo actual de la institución es poder desarrollar un nuevo prototipo específicamente pensado para su uso por bomberos que pueda ser más estable, permita cargar más peso y alcance mayores alturas, un proyecto que, se estima, llegue a costar 40 mil dólares en total.

Por ahora se estima que aún faltan dos años más para que el prototipo inicial esté completo y haya finalizado sus etapas de prueba. La intención es que una vez se demuestre la efectividad de la máquina pueda lanzarse oficialmente al mercado para cumplir con el objetivo de ayudar a la comunidad.