La idea es establecer fechas de caducidad para la información. “No todos los recuerdos son iguales: Aprender a olvidar expirando” es el nombre del trabajo publicado recientemente

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Facebook desarrolló un sistema para sus mecanismos de Inteligencia Artificial (IA) que les enseña a olvidar cierta información cuando ésta no resulta relevante para realizar sus funciones. Esto permite ahorrar el insumo de memoria y de procesamiento.

La nueva tecnología, denominada Expire-Span (plazo de expiración en inglés), es “la primera operación de su tipo” según la empresa, y busca hacer que las redes neuronales de la IA se parezcan al funcionamiento del cerebro humano, que constantemente olvida datos, como informó la empresa en un comunicado.

“No todos los recuerdos son iguales: Aprender a olvidar expirando” (Not All Memories are Created Equal: Learning to Forget by Expiring), es el nombre del trabajo publicado en las últimas horas. En el marco de esta iniciativa, Facebook propone incorporar mecanismos para que la inteligencia artificial pueda identificar qué datos vale la pena retener y cuáles no con el objetivo de optimizar el funcionamiento del sistema.

Los mecanismos de IA suelen procesar información de forma indiscriminada, pero cuando esta cantidad de datos es muy alta, como en el caso de textos largos o de vídeos, los costos de computación pueden llegar a ser insostenibles.

La tecnología creada por la compañía funciona primero prediciendo qué información es más relevante para el funcionamiento de una red neuronal y, en base a esto, asocia a los datos una fecha de expiración después de la cual se borran.

De esta manera, la información esencial para su funcionamiento se retiene durante más tiempo, mientras que la irrelevante se elimina de forma rápida y así se libera el espacio de memoria del sistema para que se centre en las tareas principales.

La distinción entre qué datos resultan importantes y cuáles no se estipula analizando contenido previo de contexto, y su uso de forma continuada permite que el sistema aprenda de sus errores y retenga cada vez más datos fundamentales.

El uso de Expire-Span ofrece beneficios a algunas tareas habituales de los mecanismos de IA como el modelado de lenguaje a nivel de caracteres, y mejora la eficiencia en tareas de contexto a largo plazo en lenguaje, aprendizaje reforzado, colisión de objetos y tareas de algoritmia.

Facebook destacó que su tecnología proporciona beneficios frente a otros sistemas para ahorrar memoria en el funcionamiento de la IA como la compresión de datos, ya que no requiere “difuminar” la información importante para su funcionamiento y por ello no degrada los resultados.

En el caso de textos largos, el sistema funciona guardando solamente los términos más importantes, como los nombres de personas y lugares, y obviando otras palabras secundarias como pueden ser las preposiciones, lo que permite de hecho mejorar los resultados de la IA.

La plataforma aseguró que continuará trabajando para que Expire-Span siga pareciéndose cada vez más al funcionamiento de la memoria humana, y estudiará cómo incorporar diferentes tipos de memoria, como la semántica a largo plazo, en las redes neuronales.