La compañía estadounidense SpaceX no pudo llevar a término el aterrizaje controlado de la primera etapa de su cohete Falcon 9 en una plataforma cercana al cosmódromo del Cabo Cañaveral (Florida), después del lanzamiento efectuado este 5 de diciembre

REDACCIÓN.- La compañía estadounidense SpaceX no pudo llevar a término el aterrizaje controlado de la primera etapa de su cohete Falcon 9 en una plataforma cercana al cosmódromo del Cabo Cañaveral (Florida), después del lanzamiento efectuado este 5 de diciembre.

El primer segmento del cohete tuvo que ser recuperado en el mar debido a la falla de funcionamiento de una bomba hidráulica, explicó el fundador y director ejecutivo de la empresa aeronáutica, Elon Musk. No obstante, el dispositivo parece "estar en buen estado" y será transportado a la superficie.

"¡Los motores estabilizaron el cohete justo a tiempo, permitiendo un aterrizaje intacto en el agua! Las naves están en camino para rescatar al Falcon", escribió Musk en su Twitter.

Otros 12 aterrizajes previos de la primera etapa reutilizable del Falcon fueron exitosos y se cumpieron cerca del cosmódromo.

SpaceX lanzó en esta ocasión el Falcon 9 para impulsar un carguero Dragon con suministros para la Estación Espacial Internacional (EEI). Se espera que el Dragon llegue a la EEI en la mañana del próximo 8 de diciembre