El visor, de acuerdo con el medio, guarda similitudes con el que se espera que presente Apple a finales de 2022 o principios de 2023; contará con tecnología de Realidad Aumentada.

Redacción Internacional.- El metaverso es el futuro de Internet. Aunque, de acuerdo con la mayoría de expertos, Meta (empresa conocida previamente como Facebook) es la que más está trabajando por su desarrollo, todavía queda mucho terreno que recorrer hasta que el nuevo mundo virtual cristalice.

Según ha compartido recientemente el medio especializado ' The Verge', Google ya está trabajando en el desarrollo de sus propias gafas de Realidad Aumentada.

El dispositivo tiene como nombre en clave 'Project Iris' y, de acuerdo con declaraciones de dos trabajadores de Google, la empresa espera comenzar a comercializarlas el próximo 2024; aunque avisan de que el desarrollo está en las primeras fases y que, finalmente, podría retrasarse.

El visor, de acuerdo con el medio, guarda similitudes con el que se espera que presente Apple a finales de 2022 o principios de 2023; contará con tecnología de Realidad Aumentada. Teniendo esto en cuenta, el usuario podrá utilizarlas para visualizar gráficos u otro tipo de información mientras sigue observando su entorno.

En principio, el visor será completamente independiente, por lo que el usuario no necesitará tenerlo conectado a un ordenador u otro dispositivo para utilizarlo. Actualmente, Google ya contaría con varios prototipos que, según los trabajadores, tienen una forma que recuerda a la de unas gafas para esquiar.

Como se espera que ocurra con las de Apple, las gafas de la tecnológica de Montain View también contarán con un procesador de fabricación propia. Actualmente habría un equipo de unas 300 personas participando en su desarrollo, y entre ellas figurarían miembros de la marca de telefonía Pixel, también propiedad de Google.

Por el momento, se desconoce el precio que podría tener el visor. Tampoco se sabe el nombre que podría tener, aunque no cabe duda que Google Glass no será opción, debido a que es el que la tenológica le puso a sus gafas de Realidad Aumentada lanzadas al mercado en 2012 y que acabaron siendo un rotundo fracaso.

La compañía tampoco consiguió en el pasado que su visor Daydream View, pensado para que los usuarios pudiesen experimentar Realidad Virtual a través del 'smartphone', funcionasen. El dispositivo apenas duró tres años.