Cuando están cerca de los escombros se despliegan y envían la nave espacial de regreso a la atmósfera, donde se desintegrará. Dichas velas de arrastre son una opción rápida y eficaz para eliminar la basura espacial.

REDACCIÓN.- En órbita hay 8.950 satélites, sin embargo, Interesting Engineering indica que alrededor de 5.000 objetos espaciales permanecen en órbita a pesar de que han llegado al final de su vida útil.

Estos satélites se terminan convirtiendo en miles de fragmentos de escombros, también conocidos como basura espacial. Para remediar la contaminación del espacio, la Academia de Tecnología de Vuelos Espaciales (Shanghái) anunció que un grupo de científicos chinos desplegaron una vela de arrastre para sacar de órbita al cohete 'Long March 2'.

Es la primera vez que se realiza un experimento de este tipo con un cohete gracias a una vela de arrastre. Este dispositivo es una membrana similar a una cometa que mide 25 metros cuadrados cuando está completamente desplegado, tiene el grosor de una décima parte del diámetro de un cabello humano y no impidió que aumentara la resistencia atmosférica.

Las velas de arrastre ofrecen una solución tecnológica de bajo coste que se puede emplear en cualquier tipo de satélite de órbita terrestre baja que se haya convertido en basura espacial. Dado que son muy flexibles, pueden plegarse en un paquete pequeño y colocarse en una nave espacial antes del lanzamiento.

Cuando están cerca de los escombros se despliegan y envían la nave espacial de regreso a la atmósfera, donde se desintegrará. Dichas velas de arrastre son una opción rápida y eficaz para eliminar la basura espacial.