Entre las funcionalidades más cuestionadas por los usuarios se encuentran la muestra de una mayor proporción de contenido recomendado de cuentas que no siguen.

Redacción.- No sé si lo has notado, pero Instagram dio marcha atrás y se deshizo de sus últimas actualizaciones en su plan de "tiktokizar" la aplicación.

La segunda red social más importante del conglomerado estadounidense había empezado a implementar una serie de cambios para parecerse más a TikTok, la aplicación de vídeos cortos del gigante chino ByteDance.

Sin embargo, las críticas de los usuarios no pararon de llover, incluyendo a celebridades como las Kardashian.

Entre las funcionalidades más cuestionadas por los usuarios se encuentran la muestra de una mayor proporción de contenido recomendado de cuentas que no siguen, y el formato de pantalla completa, como el utilizado en TikToK.

El director de Instagram, Adam Mosseri, respondió a la controversia a comienzo de semana con un video en Twitter en el que dijo que las funcionalidades eran un trabajo en desarrollo y que estaban siendo probadas con un pequeño número de usuarios.

“Estoy complacido de que hayamos tomado un riesgo”, dijo Mosseri en una entrevista con Casey Newton de Platformer.

“Pero definitivamente necesitamos dar un gran paso hacia atrás y reagruparnos”, añadió.