“El patrón de comportamiento de juego da como resultado una angustia significativa o un deterioro significativo en las áreas de funcionamiento personal, familiar, social, educativo, ocupacional u otras áreas importantes”, advierte la CIE-11.

ESTADOS UNIDOS.-  La Organización Mundial de la Salud (OMS), determina que el uso compulsivo de videojuegos es considerado, a partir de ahora, un trastorno adictivo.

El 1 de enero entró en vigor la nueva edición de la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE) de en la que la institución determinó el nuevo trastorno.

La revisión, aprobada desde 2019 por la OMS, incluye dos apartados: el primero se enfoca en el uso compulsivo de videojuegos en modo online, y el segundo, en la adicción sin necesidad de internet.

“El patrón de comportamiento de juego da como resultado una angustia significativa o un deterioro significativo en las áreas de funcionamiento personal, familiar, social, educativo, ocupacional u otras áreas importantes”, advierte la CIE-11.

“El comportamiento de juego y otras características normalmente son evidentes durante un periodo de al menos 12 meses para que se asigne un diagnóstico”, afirma la clasificación de la OMS en su informe y concluye que la duración puede ser notoria en caso de ser evidentes los patrones de conducta que estipula la CIE-11.