Su meta será examinar el núcleo de hierro del asteroide para determinar si tiene los mismos elementos que se han descubierto en el núcleo de alta presión de la Tierra, lo que puede ayudar a los investigadores a aprender más sobre cómo se forman los planetas.

Redacción Internacional.- En agosto de 2022 una sonda de la NASA llamada Psyche del tamaño de una cancha de tenis se lanzará al espacio con el objetivo de explorar Psyche 16, un asteroide metálico gigante de aproximadamente 165.800 kilómetros cuadrados descubierto en 1852 por el astrónomo italiano Annibale de Gasparis.

Tras sobrevolar Marte en 2023 para aprovecharse de su gravedad y darse un nuevo impulso, la nave llegará a Psyche 16 en 2026, donde pasará 21 meses mapeándolo y estudiando sus propiedades.

Su meta será examinar el núcleo de hierro del asteroide para determinar si tiene los mismos elementos que se han descubierto en el núcleo de alta presión de la Tierra, lo que puede ayudar a los investigadores a aprender más sobre cómo se forman los planetas.

Esta misión, que podría ser algo ‘corriente’ en el día a día de la exploración espacial, tiene una peculiaridad. La forma en que Psyche alcanzará su objetivo será diferente de las misiones ‘típicas’ de la NASA: será la energía solar la que ayude a la sonda a impulsarse al espacio profundo.

Con Psyche, misión dirigida por la Universidad Estatal de Arizona, la NASA quiere probar que podemos usar nuestro astro rey como ‘alimento’ para las naves espaciales del futuro.