SAO PAULO, Brasil.- El magnate brasileño Eike Batista será uno de los socios de la fabricante tecnológica taiwanesa Foxconn, que implantará dos fábricas de pantallas líquidas en Brasil, según informó este domingo la prensa digital.

Batista y Terry Gou, presidente del grupo taiwanés, firmaron un acuerdo de confidencialidad para el montaje de la ingeniería societaria y financiera del negocio", afirmó la edición digital del diario Folha de Sao Paulo.

El proyecto prevé inversiones por 4.000 millones de dólares en la primera etapa, con la creación de una de las fábricas, que recibiría recursos por 1.200 millones de dólares por parte del estatal Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) y 500 millones de dólares provenientes del grupo de Batista.

Foxconn pretende invertir en Brasil 12.000 millones de dólares y asociarse con firmas brasileñas como la constructora Andrade Gutiérrez y las tecnológicas Positivo, Semp e Itautec.

La segunda etapa del proyecto contempla la construcción de una segunda fábrica para producir pantallas compatibles con tabletas, computadores portátiles y teléfonos móviles, exclusiva para productos de Apple, como el iPad y el iPhone, en la localidad de Jundiaí (Sao Paulo).

La etapa final de la iniciativa, en tanto, prevé una unidad de producción de baterías, placas de energía solar y otras piezas.

Foxconn, implantada en Brasil desde 2003, posee cuatro plantas en las que fabrica aparatos de multinacionales tecnológicas como Sony y Nokia