El barco que lo transportaba desde Holanda se tardó tres semanas en llegar al país y de inmediato la Armada Dominicana se integró al equipo que prepara el Interceptor 004.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Ya se encuentra en el país, la embarcación donada por la Organización The Ocean Cleanup, la cual será utilizada para la limpieza de los residuos plásticos localizados en el río Ozama.

El barco que lo transportaba desde Holanda se tardó tres semanas en llegar al país y de inmediato la Armada Dominicana se integró al equipo que prepara el Interceptor 004.

El ministro administrativo de la presidencia, Gustavo Montalvo, dijo que además de preparar el Interceptor, desde el domingo comenzaron los entrenamientos de las personas que estarán a cargo del uso y la operación de esta moderna embarcación que será colocada en el cauce del río Ozama, la cual mide 24 metros de largo y 8 de ancho.

El río se desplaza en favor de la corriente, pero a una velocidad menor, lo cual favorece la recolección de residuos flotantes y de aquellos suspendidos en los estratos superiores. El interceptor tiene la capacidad para recolectar 120 mil libras de residuos cada 24 horas funcionando con energía solar.

Cuando los depósitos están llenos el sistema se encarga de enviar una señal de alerta y con la ayuda de una barcaza la basura se lleva hasta la orilla para que se pueda seguir trabajando.  Se estima en el mundo un millar de ríos arrastran el 80% de los residuos sólidos hasta los océanos.

En el caso del río Ozama, es uno de los que más aporta a esta contaminación en toda la región del Caribe.

En la despedida les dejo con las imágenes del neumático que se regenera solo, se trata de una tecnología que se encuentra en desarrollo por el fabricante de llantas Goodyear, con la cual jamás tendrá que detenerse a cambiar la rueda de su vehículo.

Estos neumáticos se podrán adaptar al terreno por el cual usted se estará desplazando en su vehículo gracias a un compuesto biodegradable inspirado en la cera que producen las arañas.

Las bandas se restauran gracias a un líquido de sellado rápido que funciona con inteligencia artificial. El único trabajo que tendrá que hacer desde el interior de su vehículo es administrar unas cápsulas con las cuales la vida útil de las rozaduras se vuelva a regenerar.