La actualización tecnológica del sistema financiero dominicano ha sido clave para que en medio de la pandemia los usuarios puedan acceder a servicios a nivel local e internacional, disminuyendo de este modo el uso de efectivo, lo que contribuye a prevenir contagios con coronavirus.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La actualización tecnológica del sistema financiero dominicano ha sido clave para que en medio de la pandemia los usuarios puedan acceder a servicios a nivel local e internacional, disminuyendo de este modo el uso de efectivo, lo que contribuye a prevenir contagios con coronavirus.

La observación la hizo el superintendente de Bancos, Luis Armando Asunción Alvarez, al informar que en la provincia de Santiago la población utiliza facilidades para el acceso rápido y oportuno a los servicios financieros de la banca nacional, a pesar de las limitaciones que impone la emergencia.

Indicó que el uso de medios electrónicos con tarjetas de crédito y de débito contribuyen a Quédate en Casade, una consigna que se ha convertido en el estandarte de primera línea para combatir la pandemia y prevenir contagios.

Afirmó que en la actualidad, en la provincia de Santiago, están ofreciendo servicios a los usuarios 134 oficinas bancarias, 212 subagentes bancarios y 378 cajeros automáticos.

Asunción Álvarez destacó, que de las 50 entidades que componen el sistema financiero, 33 tienen presencia en la provincia de Santiago, manteniendo abiertas y ofreciendo los servicios al público, 134 oficinas de las 182 existentes, es decir, un 73%, de las mismas.

En ese sentido, detalló, que el municipio cabecero, de la provincia de Santiago, cuenta con 107 oficinas, seguido por el municipio de Licey al Medio, con 7 oficinas, Villa Bisonó (Navarrete) con 6 oficinas, Tamboril y San José de las Matas, con 5 oficinas cada una, Jánico con 2 oficinas, Villa González y Sabana Iglesia con 1 oficina, cada una.