La evolución ya la conocemos todos. Después de las cintas de casete vino el CD, de hecho, fue la propia Sony la primera en abandonar los casetes para dar el salto al audio digital con el uso de los discos compactos, y con ellos se abrió un mundo de posibilidades, entre ellos la industria de los videojuegos y el ya mencionado intento de incursión en él con Nintendo, entonces la compañía más consolidada del sector.

Redacción Internacional.- Tendrías que ser un marciano o vivir en una cueva para no saber de qué te hablamos: la PlayStation, ‘la Play’ entre los usuarios, es la videoconsola más popular del mundo. También es en cómputo la más vendida, ya que en los primeros cinco puestos de la lista se encuentran su primera, segunda y cuarta edición, siendo la PS2 la superventas de la historia con 155 millones de unidades entregadas.

La PlayStation fue lanzada a la venta el 3 de diciembre de 1994 en Japón -hace hoy 27 años-, el 9 de septiembre de 1995 en Estados Unidos y 20 días después, el 29 de septiembre, en Europa. Era una videoconsola de sobremesa de 32 bits que apostaba por el CD-ROM como soporte para almacenar juegos. Se estima que Sony pudo vender 102,4 millones de consolas en diez años.

¿Cómo nació PlayStation?

Todo empieza con una ruptura: a finales de la década de 1980, Nintendo había acordado con Sony, neófita entonces en la industria, desarrollar para su exitosa Super Nintendo un apéndice para incorporar juegos en disco, además del tradicional cartucho. Sin embargo, finalmente Nintendo rompió el contrato al considerar que cedía demasiado en el control y beneficios derivados de la venta de juegos en CD.

Sony era nueva en el mundo de los videojuegos, pero ya se posicionaba como un gigante en la industria tecnológica. Creada en el año 1946 bajo el nombre de Tokyo Tsushin Kenkyujo (Instituto de Telecomunicaciones de Tokio), su objetivo original era recuperar parte del sistema de telecomunicaciones local en la ciudad de Tokio, devastada por los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial. Poco a poco fue expandiéndose y, tras trabajar en diferentes áreas, dio con su piedra angular: el audio personal. En 1972 lanzó su famosísimo Walkman, el primer reproductor de audio estéreo portátil y uno de los productos más vendidos de la historia.

La evolución ya la conocemos todos. Después de las cintas de casete vino el CD, de hecho, fue la propia Sony la primera en abandonar los casetes para dar el salto al audio digital con el uso de los discos compactos, y con ellos se abrió un mundo de posibilidades, entre ellos la industria de los videojuegos y el ya mencionado intento de incursión en él con Nintendo, entonces la compañía más consolidada del sector.

Quienes querían apostar por este sector no se pararon ante este contratiempo. Ken Kutaragi, uno de los ingenieros informáticos de la compañía y gran fan de la industria de los videojuegos, logró presentar una primera idea para la creación de una consola propia basada en el uso de estas unidades CD-ROM. Pero los mandamases de Sony no lo vieron claro todavía.

Kutaragi siguió insistiendo y finalmente la cúpula ejecutiva de Sony se dio cuenta del futuro en este negocio, tanto que el proyecto acabó derivando en la creación de Sony Computer Entertainment en 1993, la sección dedicada en exclusiva al desarrollo de consolas y videojuegos. Y así fue como a finales de 1994, justo a tiempo para las compras navideñas, la primera PlayStation de la historia vio la luz en Japón.

Éxito desde el primer día

Para el deleite de Kutaragi, como impulsor de la idea, y de la junta ejecutiva, como principales benefactores, la PlayStation fue un completo éxito desde el minuto cero de su lanzamiento: solo en su primer día la consola logró vender más de 100.000 unidades en Japón, territorio en el que por el momento se había sacado al mercado.

No obstante, esta avalancha de compradores no fue algo aleatorio, ya que su salida a las tiendas no solo coincidió con la época de compras de Navidad, también la pequeña racha a la baja que atravesaban las consolas de SEGA y el retraso de la Nintendo 64.