REDACCIÓN INTERNACIONAL.-  La compañía surcoreana Samsung ha perdido 22.000 millones de dólares en dos días, informa Bloomberg, esto debido a que las acciones del gigante tecnológico registraran una caída de un 11 % desde el viernes, como resultado de la retirada global de los 'smatphones' Galaxy Note 7 a causa de los problemas con sus baterías.

Se trata de la mayor pérdida de valor de los títulos de esta empresa en dos días desde 2008.

El 2 de septiembre, Samsung anunció la suspensión de las ventas de Galaxy Note 7, mientras que el 19 de este mes comenzará su programa de sustitución de esos dispositivos móviles.