El año pasado, justo después de que Jack Dorsey, cofundador de Twitter, asumiese el cargo de CEO permanente, ya se llevó a cabo el despido de 336 trabajadores, cerca del 8% de su plantilla.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Con un futuro incierto por delante, muchas complicaciones a la hora de encontrar una forma de crecer y ser rentable y un buen número de grandes compañías a su alrededor sopesando la posibilidad de compra, Twitter parece que se verá obligada a realizar cientos de despidos esta semana debido a las pérdidas.

El año pasado, justo después de que Jack Dorsey, cofundador de Twitter, asumiese el cargo de CEO permanente, ya se llevó a cabo el despido de 336 trabajadores, cerca del 8% de su plantilla.

Ahora, justo antes de que la compañía presente sus resultados del tercer trimestre, parece que otros 300 despidos podrían hacerse efectivos, según indica Bloomberg.

Aunque Twitter ha contratado a expertos para que gestionen las ofertas de adquisición, parece que la situación se complica. El mayor problema es que el producto cada vez parece menos atractivo: Twitter tiene un valor estimado de 12.760 millones de dólares y pérdidas cercanas a los 400 millones de dólares al año.

Twitter aún no ha hecho comentarios al respecto.

Fuente: 20minutos.es