Las acciones de la compañía se dispararon un 6,35 % hasta los 73,99 dólares por título en las operaciones electrónicas posteriores al cierre de los parqués en Wall Street. 

SAN FRANCISCO.- Twitter presentó este jueves unas ganancias netas entre enero y junio de 134 millones de dólares, aupadas por el aumento de la inversión en publicidad por parte de las empresas con el fin de las restricciones por covid-19 en gran parte del mundo.

La red social regresó en la primera mitad del año a las cifras positivas, frente a las pérdidas de más de 1.000 millones que registró en el mismo período de 2020, a la vez que sigue aumentando la cifra de usuarios.

La empresa con sede en San Francisco aumentó su facturación en un 50 % y pasó de los 1.491 millones ingresados en la primera mitad de 2020 a los 2.226 millones en ventas durante los seis primeros meses del presente ejercicio, lo que explica a su vez la mejora experimentada en los beneficios.

Casi la totalidad de estos ingresos (88 %) provienen de la venta de espacios publicitarios en la red social, mientras que el 12 % restante lo gana vendiendo datos a terceros.

Entre enero y junio de 2021, los accionistas de Twitter se embolsaron 17 centavos de dólar por título, frente a las pérdidas de 1,77 dólares correspondientes al mismo período del año pasado.

La firma que dirige Jack Dorsey obtiene algo más de la mitad de toda su facturación en el mercado estadounidense.

En la actualidad, la red social del pájaro azul tiene 206 millones de usuarios activos diarios (es decir, que se conectan por lo menos una vez al día) en todo el mundo, un 11 % más que en julio del año pasado.

La empresa explicó que en los últimos meses, cuando gran parte del mundo ha levantado o aliviado las restricciones de movilidad por la pandemia de covid-19, el ritmo de crecimiento de usuarios ha vuelto a situarse en niveles similares a los previos al coronavirus.

Twitter también emitió este jueves sus predicciones financieras de cara al conjunto de 2021, un año a cuyo término espera haber aumentado la facturación en un 30 %.

Pese a estos buenos pronósticos, la red social está teniendo problemas para innovar y actualizar sus productos para que no queden anquilosados o relegados a un público limitado.

En este sentido, la compañía sorprendió la semana pasada con el anuncio de que iba a eliminar la función de tuits efímeros que duran solo 24 horas, al estilo de los "stories" de Facebook e Instagram, menos de un año después de su lanzamiento en noviembre del año pasado.

En una entrada en el blog corporativo, el jefe de producto de Twitter, Ilya Brown, reconoció el fracaso de los bautizados como "fleets", que no han conllevado un incremento de participación en la red social, tal y como se había marcado de objetivo la empresa.

Los mensajes de duración limitada fueron popularizados hace años por Snapchat y el modelo lo adoptaron Instagram y Facebook en sus populares "stories".

Twitter buscaba con esta fórmula "aliviar la presión sobre los usuarios" al eliminar aspectos como los retuits o los "me gusta", que a veces se convierten en concursos de popularidad en las redes. Pero la idea no ha funcionado y los tuits efímeros dejarán de estar disponibles a partir del 3 de agosto.

En cualquier caso, las cuentas que ha dado a conocer la red social son mejor de lo esperadas por los analistas y han animado a los inversores.

Así, las acciones de la compañía se dispararon un 6,35 % hasta los 73,99 dólares por título en las operaciones electrónicas posteriores al cierre de los parqués en Wall Street.