Para el magnate de la tecnología esa pérdida también supone que ya no pertenezca al selecto grupo de las personas más ricas del mundo, además que Facebook ha registrado una baja en la bolsa de un 4,89%.

REDACCIÓN.-  Unos 7,000 millones de euros es la cuantiosa suma que ha desaparecido, en escasas horas, de la riqueza personal de Mark Zuckerberg, a raíz de la caída en todo el mundo de las aplicaciones Whatsapp, Facebook e Instagram.

Para el magnate de la tecnología esa pérdida también supone que ya no pertenezca al selecto grupo de las personas más ricas del mundo, además que Facebook ha registrado una baja en la bolsa de un 4,89%.

En Whatsapp no se puede enviar ni recibir mensajes, mientras que Instagram no permite actualizar el muro de publicaciones o la barra de stories y Facebook no deja acceder a la red social.

También, al acceder a Whatsapp Web, el único mensaje disponible es "5xx Server Error".

Facebook pidió perdón a los usuarios a través de un comunicado y aseguró que van a resolver el incidente ¨en el menor tiempo posible¨. Mientras, la caída ha sido atribuida a un posible problema de DNS, los registros que traducen los nombres de dominio a las direcciones de IP, según el director de Tecnología de Transparent Edge Services, Diego Suárez.

En declaraciones emitidas a la prensa el experto ha dicho que "Sin estos registros, los navegadores y apps no saben 'encontrar' los servidores que entregan el contenido de las redes sociales".

Suárez cree que se trata de cambios profundos en la infraestructura de la red social, ya que también se han retirado las rutas BGP, otro paso necesario para que los dispositivos accedan a las plataformas de la empresa estadounidense.

La compañía, que ya había empezado la sesión bursátil en rojo por las filtraciones de documentos internos, se dejaba un 5,53% en el parqué a las 18.39 horas peninsulares.