Varios estados, como Texas, Alabama o Tennessee, ya han hecho lo propio a nivel local, mientras que territorios como Indiana han presentado demandas contra ByteDance por supuestamente permitir el espionaje chino.

Washington.- El estado estadounidense de Virginia se convirtió este viernes en el último en unirse a la lista cada vez más larga de territorios gobernados por conservadores que han prohibido la aplicación TikTok en dispositivos oficiales.

Una orden ejecutiva emitida este viernes por el gobernador Glenn Youngkin (repuiblicano), prohíbe a los empleados estatales descargar cualquier aplicación propiedad de las empresas chinas ByteDance y Tencent, como TikTok y WeChat, en los dispositivos que utilizan para trabajar.

Varios legisladores estadounidenses, sobre todo republicanos pero también demócratas, llevan tiempo advirtiendo contra los vínculos de ambas empresas con las autoridades chinas y las han llegado a acusar de compartir datos de usuarios con el Gobierno de Pekín.

"Los datos (que recopilan) TikTok y WeChat son un canal de comunicación con el Partido Comunista Chino, y su presencia es una amenaza a la seguridad nacional, a la comunidad de Inteligencia y a la privacidad personal de cada estadounidense", dijo el gobernador en un comunicado.

TikTok ha asegurado en varias ocasiones que no comparte datos de usuarios con las autoridades chinas.

El miércoles, el Senado estadounidense aprobó por consenso (sin votación) prohibir TikTok en dispositivos oficiales del Gobierno federal, aunque la medida debe ser aprobada por la Cámara de Representantes y firmada por el presidente de EE.UU., Joe Biden, para entrar en vigor.

Varios estados, como Texas, Alabama o Tennessee, ya han hecho lo propio a nivel local, mientras que territorios como Indiana han presentado demandas contra ByteDance por supuestamente permitir el espionaje chino.

En 2019, y como parte de su estrategia de aumento de la presión hacia China, el entonces presidente de EE.UU., Donald Trump (2017-2021), dio un ultimátum a TikTok para que traspasara sus operaciones a empresas estadounidenses si no quería ser prohibido en el país, algo que, sin embargo, no terminó ocurriendo.

TikTok tiene más de 100 millones de usuarios en Estados Unidos y se ha convertido en poco tiempo en una de las redes sociales más populares del mundo, especialmente entre los adolescentes.