En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Terrorismo en Boston

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Los atentados con bombas durante el Maratón de Boston, con un saldo inicial de tres muertos y más de 130 heridos, han venido a subrayar que la amenaza terrorista permanece latente a nivel global.

Este peligro es particularmente amenazador para Estados Unidos, que ha vuelto a recibir un nuevo ataque en su propio territorio, tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 por parte de Al Qaeda.

[jwplayer mediaid=”184820″]

La red Al Qaedad sufrió un serio revés cuando en 2011 un comando militar élite estadounidense ubicó y dio muerte al líder oculto de la organización, Osama Bin Ladem, pero que quede claro, aun no hay evidencia de que ese grupo tenga algo que ver con este ataque en Boston.

Entre las víctimas fatales figura un niño de ocho años, un hecho sensible y dramático que pone de manifiesto uno de los aspectos más crueles e inhumanos de los terroristas al dirigir sus ataques, de forma indiscriminada, contra gente inocente y ajena a sus odios y frustraciones.

Aunque el 11 de septiembre produjo grandes cambios en los sistemas de control y chequeos en todo el mundo, principalmente en la aeronavegación, la gente había vivido en los últimos años bajo una falsa percepción de seguridad mundial, como si el fantasma del terrorismo hubiera desaparecido.

Con el ataque de Boston esa burbuja de percepción acerca de la protección global, principalmente en Estados Unidos, el ánimo y la conciencia internacional ha sido estremecida nuevamente, al advertir que los terroristas no desisten de sus siniestras acciones, aunque haya pausas más o menos prolongadas.

Este atentado se produce en momentos en que el pueblo norteamericano corre otro serio peligro por la reiterada amenaza de Corea del Norte de disparar un cohete con una cabeza nuclear para impactar el territorio continental de Estados Unidos.

A las autoridades y los servicios de seguridad en todo el orbe corresponde acentuar los mecanismos de vigilancia y prevención para evitar que más gente inocente muera a causa de una nueva y demencial oleada de terror.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *