En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

The King's Speech" o la irresistible querencia de Hollywood por lo "british"

The King's Speech
The King's Speech" o la irresistible querencia de Hollywood por lo "british"

Portada

LOS ÁNGELES, EE.UU.- “The Social Network”, sobre la creación de la red social Facebook, es para muchos la favorita en la carrera por los Óscars, pero Hollywood, una industria que nunca ha ocultado su querencia por lo “british”, ya atisba un probable duelo con “The King’s Speech”, un retrato de Jorge VI de Inglaterra.

Las asociaciones de críticos de EEUU hablaron primero. Para estas, “The Social Network”, la obra de David Fincher con Jesse Eisenberg, Andrew Garfield y Justin Timberlake, era la obra de referencia, “la película del año que también define brillantemente la década”, en palabras de Pete Travers, crítico de la revista Rolling Stone.

Después llegaron los Globos de Oro, la antesala de los Óscar, y ahí el favoritismo recayó sobre “The King’s Speech”, de Tom Hooper, con Colin Firth, Helena Bonham Carter y Geoffrey Rush como protagonistas.

El filme, que narra la peculiar relación entre el rey Jorge VI (Firth) y el logopeda (Rush) que le ayudó a superar su tartamudez para convertirse en el líder que el Reino Unido necesitaba en la antesala de la II Guerra Mundial, se hizo con siete candidaturas, contra las seis de su gran rival.

El pulso entre la modernidad y la Historia quedaba servido.

“Parece que estamos en compañía de cintas que tratan temas contemporáneos vibrantes”, dijo Rush a la revista “The Hollywood Reporter”, en alusión a “The Social Network” y al resto de obras candidatas como mejor película de drama: “Black Swan”, de Darren Aronosfsky; “The Fighter”, de David O. Russell, e “Inception”, de Christopher Nolan.

Precisamente “The Fighter” igualó a “The King’s Speech” en el número de nominaciones obtenidas a los premios del Sindicato de Actores de EEUU.

“Esta nominación en particular significa más para mí que la del Globo de Oro, porque viene de gente que quiero que la apruebe: otros actores”, afirmó Bonham Carter.

Lo que es indudable es que los miembros de la Academia de Hollywood sienten una particular atracción por lo británico, como lo demuestran las estatuillas doradas conseguidas en los últimos cinco años por Daniel Day-Lewis (“There Will Be Blood”), Kate Winslet (“The Reader”), Helen Mirren (“The Queen”), Tilda Swinton (“Michael Clayton”), Rachel Weisz (“The Constant Gardener”) o Danny Boyle (“Slumdog Millionaire”).

En 2008 “Slumdog Millionaire” consiguió ocho estatuillas y propició que el entonces primer ministro británico, Gordon Brown, calificase la ceremonia como una “gran noche” para el Reino Unido.

“Estoy increíblemente orgulloso (…). El Reino Unido está mostrando que tiene talento”, agregó el ex jefe del Gobierno.

También han conseguido en los últimos años candidaturas al Óscar como mejor película obras británicas (o de financiación británica) las cintas “An Education”, “The Reader”, “The Queen” o “Gosford Park” tras el éxito fulgurante de “Shakespeare in Love” en la edición de 1999, con siete premios de la Academia de Hollywood.

Las incógnitas quedarán finalmente despejadas cuando se anuncien las candidaturas a los Óscars el próximo 14 de enero, y se comprobará entonces si la fascinación de los académicos estadounidenses por esa monarquía sigue vigente.

Fue en 1999 cuando el drama isabelino de “Elizabeth” se hizo con siete candidaturas, en una gala donde pujaban por el Óscar dos actrices (Cate Blanchett y Judi Dench) que interpretaban el mismo papel, el de la reina Isabel de Inglaterra.

Otro ilustre británico con Óscar “monárquico” es Charles Laughton, por su trabajo en “The Private Life of Henry VIII”, mientras que Kenneth Brannagh y Nigel Howthorne consiguieron candidaturas por sus retratos en “Henry V” y “The Madness of King George”, respectivamente.

Y en las quinielas ya suena Colin Firth como máximo favorito para el Óscar al mejor actor por “The King’s Speech”. Algunas tradiciones se mantienen en pleno siglo XXI.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *