x

Tras 16 días ingresado por COVID-19, Héctor Alejandro Martínez, tocó la campana a modo de celebración

En las afueras de la emergencia le esperaba su madre quien hace Justo 11 días narró al equipo de Noticias SIN que tuvieron que peregrinar por el hospital Francisco Moscoso Puello, La Coromina y Plaza de la Salud, en busca de una cama hasta que llegaron a la clínica Cruz Jiminián donde permanecieron tres días esperando que se desocupara una cama.

Imagen sin descripción

SANTO DOMINGO.- Tras 16 días ingresado en la Clínica Cruz Jiminián, Héctor Alejandro Martínez, de 32 años, tocó la campana a modo de celebración tras abandonar este martes el centro de salud luego de haber permanecido nueve días en una unidad de cuidados intensivos, de los cuales siete estuvo bajo ventilación mecánica debido al estado de gravedad en que se encontraba.

En las afueras de la emergencia le esperaba su madre quien hace Justo 11 días narró al equipo de Noticias SIN que tuvieron que peregrinar por el hospital Francisco Moscoso Puello, La Coromina y Plaza de la Salud, en busca de una cama hasta que llegaron a la clínica Cruz Jiminián donde permanecieron tres días esperando que se desocupara una cama.

Mientras Alejandro Martínez hoy dejó el espacio que ocupó por varias semanas en el centro de salud donde se encontraba, al menos cinco personas esperaban por una cama en el área de la emergencia COVID.

Comenta con facebook