En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Trump y Sanders reforzados a una semana de primarias en Iowa

Trump y Sanders reforzados a una semana de primarias en Iowa
Trump y Sanders reforzados a una semana de primarias en Iowa

sanders-trumpWASHINGTON, Estados Unidos.- A solo una semana de que Iowa abra el ciclo de primarias en EE.UU., que elegirá a los candidatos presidenciales, el aspirante republicano Donald Trump y el demócrata Bernie Sanders llegan con inesperada fuerza, ejemplo de cómo el descontento con la política tradicional puede ser clave en las elecciones de noviembre.

Tras haber sido relegado al segundo puesto en las encuestas de Iowa, el magnate inmobiliario Donald Trump solo ha necesitado unas pocas semanas para echar mano de su lado más populista y ponerse más de cinco puntos por delante del senador republicano Ted Cruz, según la media de las encuestas que realiza RealClearPolitics.

En el lado demócrata, el senador socialista independiente Bernie Sanders ha recuperado cierto terreno en los sondeos y se encuentra a siete puntos de la ex secretaria de Estado Hillary Clinton, según la media de las principales encuestas.

No obstante, la última encuesta de intención de voto de CNN pone a Sanders por delante de Clinton con un 51 % frente al 43 % de apoyo de la ex primera dama, la ventaja más amplia de los sondeos publicados hasta la fecha.

Los caucus o asambleas populares, con raíces en los cimientos de la democracia estadounidense, tienen un mecanismo más complejo que unas primarias tradicionales en las que solo hay que depositar el voto en una urna.

Los caucus son participativos, los votantes escuchan antes de votar las propuestas de los delegados de cada candidato, aunque raro es el que no ha sido ya rondado en centenares de eventos de campaña que durante meses se han sucedido en toda la geografía del estado.

Clinton ha desplegado un ejército de simpatizantes de alto perfil en cerca de 30 eventos por toda la geografía del estado en los últimos días con el objetivo de convencer a los indecisos, y lo que es más importante: convencerles de salir el lunes a votar en el gélido Iowa, especialmente en las ciudades.

A poco de someterse a las urnas, Clinton ha recibido destacados apoyos como el del periódico más importante de Iowa, el Des Moines Register, mientras que en una entrevista con la publicación Político, el presidente Barack Obama dio una palmada en la espalda su rival de las primarias en 2008.

A juicio de Obama, la que fuera su secretaria de Estado está sometida a un mayor escrutinio que el senador Sanders, su principal rival en la contienda por la nominación presidencial demócrata, y eso “es una desventaja para ella”.

El mandatario no consideró que Sanders pueda compararse a su campaña en 2008, que se impuso a Clinton como favorita con la promesa del cambio.

La que era vista como favorita, ahora no lo tiene tan a su favor ante la “revolución” por la que aboga Sanders, que ha conseguido con pequeñas donaciones, encuentros vecinales y entradas agotadas en estadios cuestionar a los principios de la política tradicional de un partido que él no considera lo suficiente progresista.

Algo que Iowa puede constatar es que estas primarias pueden convertirse en las de los candidatos no tradicionales, que desafían el sistema establecido al canalizar el descontento de grupos de votantes que no han visto la tan pregonada recuperación de la crisis.

Donald Trump, con su discurso populista, xenófobo y crítico con los políticos, no ha sucumbido pese a sus salidas de tono y hoy aseguró en un vídeo en Facebook que “el ‘establishment’ (políticos tradicionales), los medios, los grupos de cabildeo, los donantes, todos están contra mí”

Trump como candidato republicano a la Presidencia de Estados Unidos se ha convertido en una posibilidad real.

En una columna de opinión publicada hoy por el diario The New York Times, el estratega demócrata David Axelrod aseguró que “lo que parecía imposible ahora es plausible” y no se puede descartar que Trump tome el Partido Republicano para ponerlo patas arriba.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *