En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Un gigante de la libertad

Un gigante de la libertad
Un gigante de la libertad

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El mundo libre que tantas batallas ha librado en contra de los abusos y de la segregación racial está luto: ha muerto Nelson Mandela, el paladín de la lucha en favor de la igualdad y del derecho de los seres humanos a no ser objeto de atropellos ni de ninguna forma de discriminación.

A pesar de que estaba grave desde hace meses con un previsible fallecimiento en cualquier momento, el estremecimiento se ha sentido a nivel mundial con pronunciamientos de líderes políticos y sociales que valoran el gran aporte que hizo a la humanidad Madiba, como llamaban al padre de la democracia sudafricana.

[jwplayer mediaid=”247024″]

Y no podía ser de otra manera, ya que Mandela fue el líder infatigable en las arduas jornadas libradas para oponerse al apartheid, una odiosa e inhumana práctica por la que sufrió un largo encierro y vejámenes de todo tipo hasta vencerla y llegar a la presidencia de Sudáfrica para liberar a su pueblo.

Su legado es perdurable y no termina con su muerte, porque su ejemplo como mártir por la libertad y la igualdad se proyectará por siempre en cualquier lugar del orbe donde los hombres se rebelen contra la tiranía y la opresión.

Su dimensión personal e histórica fue mayor porque, luego de los padecimientos sufridos durante 27 años de cárcel, cuando llegó a la presidencia mediante el voto popular no utilizó el poder para el odio y la retaliación, sino para impulsar un proceso de reconciliación, paz y perdón. Una notable contribución al pensamiento liberal, a la sensibilidad y la coexistencia pacífica, en contraposición a la arrogancia, la intolerancia y el desconocimiento de los derechos humanos.

Aun en su lecho cercano a la muerte y con sus fuerzas físicas disminuidas, su generoso corazón seguía latiendo para prodigar paz, amor y optimismo, como dijo haberlo sentido con fuerza emocional una de sus hijas, que ante tan hermoso y poderoso influjo llego a peñizcarse preguntando si en realidad era la hija privilegiada de este gigante de la humanidad.

Su fidelidad absoluta a la justicia y la libertad la llevó también al pilar fundamental de la libertad de expresión cuando una ocasión postuló: la prensa debe estar libre de la interferencia del Estado. Debe tener la capacidad económica para hacer frente a las lisonjas de los gobiernos. Debe tener la suficiente independencia de los intereses creados para ser audaz y preguntar sin miedo ni ningún trato de favor. Debe gozar de la protección de la Constitución, de manera que pueda proteger nuestros derechos como ciudadanos.

Su lucha por la igualdad es un ejemplo que, observado de forma amplia y serena, puede servir para esclarecer y buscar una salida humana y justa al conflicto surgido por la controvertida sentencia del Tribunal Constitucional, más allá de consideraciones patrioteras y guiados por su visión de unidad universal.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *